Inflación disminuye de 10.48% a 9.32% en un mes

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informó esta tarde que la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) fue de 0.63% en junio 2021, colocando la inflación acumulada del primer semestre del año (enero-junio) en 4.01%.

En su informe del Indice de Precio al Consumidor (IPC), las autoridades monetarias destacaron que, tal como señaló el gobernador del Banco Central, la inflación general de los últimos 12 meses ha iniciado en junio un proceso de convergencia hacia el rango meta establecido en el programa monetario de 4% ± 1%.

Explicaron que la inflación interanual se redujo de 10.48% 9.32% de mayo a junio y aseguran que que este resultado constituye un punto de inflexión hacia la baja y es consistente con lo que venía indicando el sistema de pronósticos de esta institución.

El reporte mensual de los precios puntualiza que la inflación subyacente entre junio 2020 y junio 2021, se colocó en 6%. Este indicador excluye algunos artículos cuyos precios tienden a ser volátiles o bien no responden normalmente a las condiciones monetarias.

La inflación subyacente aísla el comportamiento de alimentos con gran variabilidad en sus precios, los combustibles, los servicios administrados y de transporte, así como las bebidas alcohólicas y el tabaco, permitiendo de esta forma extraer señales más claras para la conducción de la política monetaria.

La publicación del Banco Central agrega que la dinámica inflacionaria de los últimos meses no obedece a razones monetarias ni fiscales, sino que se explica en gran medida por altas presiones inflacionarias de origen externo.

Las mismas aseguran son producto del alza de los precios de los commodities y materias primas que forman parte de los insumos en la cadena de producción, así como de los fletes y seguros marítimos por la escasez relativa de contenedores en importantes puertos internacionales.

Agregaron que la inflación también ha sido impactada por el incremento de los precios de otros bienes de consumo y de capital, así como de insumos utilizados para la construcción que, aunque no están incluidos en la canasta familiar del IPC, inciden de forma indirecta por afectar los costos operativos de las empresas en la economía.

Un elemento positivo que fue destacado por el BCRD es que en las últimas semanas se ha observado una reducción en los precios internacionales del trigo, la soya, y el maíz, los cuales son importantes insumos para la producción agrícola, así como de la madera y otros bienes importados demandados por el sector construcción, lo cual contribuiría a través de impactos indirectos a la moderación de las presiones inflacionarias y a una trayectoria de convergencia más rápida de la inflación hacia el rango meta.

Fuente ListinDiario

BANDERA