Análisis Opinión Por Angelo Mecedes

Luis Abinader no tendrá momento para festejo, su juramentación como presidente de La República le llevará a tomar decisiones inmediatas para controlar la expansión del Covid-19, mejorar la capacidad hospitalaria, aplicar programas que dinamicen la economía e iniciar un año escolar atípico, pero inclusivo asumiendo la pandemia como nueva normalidad.

Este lunes 17 de agosto y conforme a lo anunciado por el presidente electo será introducido en el Congreso una propuesta de modificación de la Ley 68-20 de estimación de ingresos y gastos del Estado, la cual fue concebida precisamente para atender los gastos emergentes en los que tuvo que incurrir el gobierno para atender la crisis sanitaria y la disminución de las recaudaciones.

R.Dominicana.- El opositor Luis Abinader se impone con más del 52 ...

En dicho presupuesto se contemplará una partida de 15 mil millones de pesos para la construcción y reparación de unas 30, 000 viviendas.

Abinader, el primer presidente electo en medio de la pandemia del Coronavirus, ha asegurado que esos fondos ya están identificados y que parte de ellos provendrán de los destinados a instituciones que serán eliminadas o fusionadas.

Hasta el momento son estas el Despacho de la Primera Dama, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, la corporación de Empresas Eléctricas Estatales y el Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper). También la fusión del Consejo Estatal del Azúcar con Bienes Nacionales.

Algunas de estas entidades están amparadas en leyes que dieron paso a su existencia por lo que el Congreso estará cargado de actividades de eliminación y reestructuración por lo menos durante los próximos seis meses.

La iniciativa (construcción de viviendas) será asumida como herramienta para impulsar la actividad económica cuyo crecimiento para este año según las estimaciones de la Cepal será de cero y a la fecha se han empezado a reflejar los efectos adversos.

Por ejemplo, la Confederación Nacional de la Unidad Sindical estima que unos 300,000 empleados perdieron sus puestos de manera definitiva y la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa ha declarado que la baja productividad podría requerir la suspensión permanente de al menos 500, 000 colaboradores.

Educación virtual


Si bien los sectores involucrados en la educación preuniversitaria fueron escuchados por Roberto Fulcar, designado como ministro de Educación, la multiplicidad de propuestas y las complicaciones generadas por la pandemia impedirá que se tome una decisión consensuada.

La Asociación Dominicana de Profesores desaconsejó sea iniciado el año escolar para el 24 de agosto tal cual está pautado mientras que Acción Empresarial por la Educación solicitó sea iniciado atendiendo a las situaciones particulares de cada comunidad no descartando la presencialidad en aquellas donde la conectividad a internet sigue siendo cosa de ricos y de ciudad.

No obstante, Fulcar declaró que sería cosa riesgosa enviar a los alumnos a las escuelas pero que tampoco se puede postergar el inicio hasta tanto finalice la pandemia por lo que el uso de la modalidad virtual implicará gastos en conectividad para las familias de escasos recursos y el uso de la televisión y la radio como auxiliares.

Salud y vacunas


En cuanto a las medidas de salud deberá aumentar la capacidad hospitalaria. Los últimos reportes suministrados por el ministerio de Salud Pública indican que existen unas 738 camas para hospitalización general y 303 ingresados en las unidades de cuidado intensivos.

Esta cantidad ha sido aumentada en los últimos meses pero no ha sido suficiente para atender la demanda que ha generado la pandemia.

El Fonper tiene disponible en cuentas bancarias y certificados financieros RD$8.4 mil millones que podrán ser utilizados según las indicaciones de Abinader para asistir el sector salud.

La otra prioridad será habilitar recursos para la adquisición de la vacuna contra el Covid-19 cuyos ensayos clínicos se encuentran en su última etapa.

El designado canciller, Roberto Álvarez, dijo que el próximo gobierno priorizará su adquisición ya que el país no trabaja en producirla.

“Luis Abinader no tendrá momento para festejo, su juramentación como presidente de La República le llevará a tomar decisiones inmediatas para controlar la expansión del Covid-19, mejorar la capacidad hospitalaria, aplicar programas que dinamicen la economía e iniciar un año escolar atípico” Angelo Mecedes


Fuente El Día

BANDERA