Santo Domingo.- La Semana del Clima de América Latina y el Caribe (LACCW 2022), celebrada este año en Santo Domingo, concluyó hoy con un impulso regional crucial en la lucha contra el cambio climático antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), a efectuarse en noviembre de este año.

El evento reunió a más de 1,700 participantes, procedentes de gobiernos, organizaciones multilaterales, el sector privado y la sociedad civil, en más de 160 sesiones, que abarcaron desde el financiamiento climático hasta la creación de resiliencia al cambio climático.

El Ministro de Medio Ambiente de la República Dominicana, Miguel Ceara Hatton, dijo que: «Para hacer frente a la actual crisis medioambiental es necesario unir fuerzas y atraer a muchos más aliados a esta lucha, y tener la responsabilidad de avanzar hacia una transformación social y económica basada en la sostenibilidad y la resiliencia. Esta Semana del Clima ha sido una oportunidad para comprometerse con los aliados y desarrollar las sólidas asociaciones necesarias para realizar un cambio verdaderamente transformador. Acogemos con satisfacción este paso en el camino hacia la COP27, y la oportunidad de establecer juntos el rumbo hacia un futuro mejor en la región».

La última jornada coincidió con la presentación de un informe de la Organización Meteorológica Mundial, sobre el estado del clima en América Latina y el Caribe.

El informe de la ONU advierte que las tasas de deforestación en la región son las más altas desde 2009, los glaciares andinos han perdido más del 30 % de su superficie en menos de 50 años y se prevé que el aumento del nivel del mar y el calentamiento de los océanos sigan afectando a los medios de vida costeros, el turismo, la salud, la alimentación, la energía y la seguridad del agua.

El secretario ejecutivo adjunto de la ONU sobre Cambio Climático, Ovais Sarmad, dijo que: «Esta reunión ha ayudado a crear conciencia y acelerar el cambio climático en la región de América Latina y el Caribe, y a fortalecer la colaboración regional. Hemos visto ejemplos inspiradores de gobiernos e interesados que no son parte de la región, que están intensificando su planificación de la resiliencia y aprovechando las oportunidades de la economía verde. Me alienta ver como todas las partes interesadas de la región están adoptando la implementación del Acuerdo de París. Las oportunidades están ahí, ahora es cuestión de asegurar el apoyo necesario y seguir sentando las bases para el éxito en la COP27 en Egipto».

Las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero deben reducirse a la mitad antes de 2030, esto para que la comunidad internacional tenga la posibilidad de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de un aumento de la temperatura media de 1,5 grados como máximo. El aumento rápido de las energías renovables, junto con la eficiencia energética, es el medio más importante para alcanzar dicho objetivo.

En Santo Domingo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentó su hoja de ruta para acelerar el desarrollo inclusivo y sostenible en América Latina y el Caribe. A nivel mundial, cada año se necesitan cinco billones de dólares en inversiones para 2030, solo para la energía limpia. Según el BID, la descarbonización de las economías de América Latina y el Caribe podría ahorrar más de 600,000 millones de dólares al año para 2050.

El paladín del clima de alto nivel de la COP27, Mahmoud Mohieldin, convocó a los representantes de los gobiernos y a los interesados que no son parte de la Convención a identificar soluciones para aumentar la resiliencia al cambio climático, por ejemplo, con la ayuda de soluciones basadas en la naturaleza, como la restauración de manglares y la construcción de infraestructuras para fortalecer la resiliencia de las costas, entendiendo que se aceleran los esfuerzos para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero de las ciudades, comunidades y regiones de la región de América Latina y el Caribe.

Al final de LACC 2022, la viceministra de Cambio Climático y Asuntos Internacionales de la República Dominicana, Milagros de Camps, entregó una carta con las principales conclusiones regionales de la reunión a Mahmoud Mohieldin, que representaba a la presidencia de la COP27 en Santo Domingo. La presidencia de la COP27 compartirá un informe detallado de los resultados de la LACCW 2022 con los gobiernos reunidos en Sharm el-Sheikh para orientar la aplicación del Acuerdo de París.

Max Puig, vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de Cambio Climático de la República Dominicana, dijo que: «La región latinoamericana no es conocida como aquella que más financiamiento dispone para la acción climática ni recursos económicos en sentido general. Sin embargo, esta es la región de las soluciones y de las ganas de solucionar; somos ricos en tierras fértiles, en sol, en recursos ecosistémicos y en creatividad para la innovación tecnológica y, tomando las soluciones como punto de partida, hemos entendido que las correspondientes al cambio climático tienen como eje insoslayable la transformación social. Este proceso pasa por un cambio significativo en las formas de producción y consumo que caracterizan nuestras sociedades. Se acabó la hora de vernos como víctimas del fenómeno climático, aunque lo seamos, y empezó el momento de tomar el timón del barco. Ya hay mucho acordado y escrito, y de cara al compromiso que tenemos con la presidencia egipcia de la COP27, es hora de hacer. Debe quedar claro ante nuestros pueblos y ante el mundo que vamos en serio y que, aún en las más difíciles circunstancias, no nos vamos a detener. Vamos a superar las dificultades. Este es el mensaje que llevan de América Latina y el Caribe a la COP27 en Egipto».

La próxima Semana del Clima Regional de este año será la Semana del Clima de África 2022, que se celebrará en Libreville (Gabón) del 29 de agosto al 2 de septiembre.

Todas las emisiones de gases de efecto invernadero resultantes de la LACCW 2022 se han compensado con el apoyo de las empresas cementeras reunidas bajo el marco de la Federación Interamericana del Cemento (FICEM), que está comprometida con el objetivo de lograr la plena neutralidad del carbono para 2050.

Acerca de las Semanas del Clima regionales

La LACCW 2022 está auspiciada por el Gobierno de la República Dominicana y organizada por ONU para el Cambio Climático en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Banco Mundial. Los socios de la región son la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La LACCW 2022 forma parte de la serie de Semanas del Clima regionales 2022. La serie continúa con la Semana del Clima de África 2022 en Libreville, Gabón, del 29 de agosto al 1 de septiembre. La MENACW 2022 inició la serie en marzo en Dubai y contó con la participación de casi 4,000 personas durante cuatro días.

Las Semanas del Clima regionales recibieron un fuerte apoyo en el Pacto de Glasgow sobre el clima del año pasado, adoptado en la COP26, que las reconoció como una plataforma para una acción climática creíble y duradera.

presidencia.gob.do


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI