Himno Nacional de la Republica Dominicana

17 de agosto de 1883, Se ejecuta por primera vez en público, el Himno Nacional Dominicano en el local de la Logia Esperanza, calle Las Mercedes, 4

HIMNO NACIONAL DOMINICANO // ORQUESTA SINFÓNICA NACIONAL DE LA REPÚBLICA DOMINICANA


 

Santo Domingo.- El Himno Nacional dominicano fue interpretado por primera vez el 17 de agosto de 1883, en el local de la Logia Esperanza, situado en la calle de Las Mercedes número 4,  en Santo Domingo. Esa primera ejecución en público se realizó con ocasión de una reunión celebrada por toda la prensa nacional. Pero el bautismo histórico de la composición de José Reyes y Emilio Prud’Homme fue el 27 de febrero de 1884.

Mensajes velados y manifiestos del Himno Nacional Dominicano, 1 de 2 |  Mecona

 En aquel día, el Himno Nacional se tocó durante todo el recorrido de la procesión que llevó en hombros los restos del Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte. A partir de este momento, comenzó el lento proceso de su popularización en el seno del pueblo dominicano.

Sus orígenes
¿Cómo se originó la composición del Himno Nacional? Ciertamente la creación de las estrofas de este canto heroico exigía determinadas virtudes de su creador. Se necesitaba una vena épica, un patriotismo auténtico, una visión elevada, y una perseverante disposición para pulir y repulir la obra hasta su perfección. Y Prud’Homme, poeta, maestro y abogado puertoplateño, poseía esos atributos.

Resultado de imagen para primera ejecucion del himno nacional dominicano

 Primero, la obra fue al encuentro de su autor. Lo vio por primera vez en su juventud. El maestro José Reyes había concebido la música de un canto, el himno a la patria. Pero faltaban las estrofas.

Así que invitó confidencialmente a Emilio Prud’Homme, su amigo, a escribir las letras. Éste accedió entusiasmado. La gloria de producir un himno que arraigue en el corazón del pueblo era una especie de sueño.

Prud’Homme

El poeta hizo suyo el reto, y desde entonces empezó su lucha fervorosa por este ideal. Prud’Homme trabajaba lenta y cuidadosamente en la realización de su canto heroico. Cada verso era como una “destilación fragmentaria de su alma”, hasta que toda ella fue volcada en el producto final. Una vez escrito el Himno Nacional, se hizo su primera ejecución en público en la fecha y lugar ya señalados. Sin embargo, su moldeación vio la luz catorce años después, en 1897.

En esa ocasión, el presidente Heureaux lo hizo canto solemne, destinado sólo para actos públicos u oficiales.

Y más tarde, en 1934, el presidente Trujillo lo consagró como símbolo nacional. Además, hizo obligatorio que el pueblo le rindiera homenaje.

De esta manera, Prud’Homme logró su objetivo. Pero esta conquista admirable no llegó sin complicaciones. Cuando él daba los toques finales a su obra, una intempestiva polémica se había trabado en torno a ella.

UN CONCURSO CELEBRADO PARA ELEGIRLO

Inconvenientes

Un nuevo obstáculo había surgido en el camino. Federico Henríquez y Carvajal, otro intelectual de renombre y prestigio social, presentó al público unas estrofas tituladas “Himno Nacional dominicano”. Entonces, LISTÍN DIARIO abrió un concurso para que el público escogiera el canto de su preferencia; si aceptaba el himno con la misma música de Reyes pero con letras de Henríquez y Carvajal o las de de Emilio Prud’Homme.

 Ante la multitud de opiniones expresadas, LISTÍN DIARIO declaró desierto el concurso.  No obstante, interrogado Lilís al respecto, dijo:

“Bueno, mis queridos señores. Yo no sé nada de música, pero tengo mucha fe en ustedes que como peritos en eso me dicen que han elegido el himno ‘del blanco’, y yo, naturalmente, respeto mucho su elección, pero resulta que yo quiero el himno ‘del negro’.

Desde entonces los dominicanos escuchamos el himno ‘del negro’, el de Prud’Homme.

Letras Himno Nacional de la República Dominicana

I
Quisqueyanos valientes, alcemos
Nuestro canto con viva emoción,
Y del mundo a la faz ostentemos
Nuestro invicto glorioso pendón.

II
¡Salve! el pueblo que, intrépido y fuerte,
A la guerra a morir se lanzó,
Cuando en bélico reto de muerte
Sus cadenas de esclavo rompió.

III
Ningún pueblo ser libre merece
Si es esclavo indolente y servil;
Si en su pecho la llama no crece
Que templó el heroísmo viril,

IV
Mas Quisqueya la indómita y brava
Siempre altiva la frente alzará;
Que si fuere mil veces esclava
Otras tantas ser libre sabrá.

V
Que si dolo y ardid la expusieron
De un intruso señor al desdén,
¡Las Carreras! ¡Beller!, campos fueron
Que cubiertos de gloria se ven.

VI
Que en la cima de heroíco baluarte
De los libres el verbo encarnó,
Donde el genio de Sánchez y Duarte
A ser libre o morir enseñó.

VII
Y si pudo inconsulto caudillo
De esas glorias el brillo empañar,
De la guerra se vio en Capotillo
La bandera de fuego ondear.

VIII
Y el incendio que atónito deja
De Castilla al soberbio León,
De las playas gloriosas le aleja
Donde flota el cruzado pendón.

IX
Compatriotas, mostremos erguida
Nuestra frente, orgullosos de hoy más;
Que Quisqueya será destruida
Pero sierva de nuevo, ¡jamás!

X
Que es santuario de amor cada pecho
Do la patria se siente vivir;
Y es su escudo invencible: el derecho;
Y es su lema: ser libre o morir.

XI
¡Libertad! que aún se yergue serena
La Victoria en su carro triunfal,
Y el clarín de la guerra aún resuena
Pregonando su gloria inmortal.

XII

¡Libertad! Que los ecos se agiten
Mientras llenos de noble ansiedad
Nuestros campos de gloria repiten
¡LIBERTAD! ¡LIBERTAD! ¡LIBERTAD!.

Mensajes velados y manifiestos del Himno Nacional Dominicano, 1 de 2 |  Mecona

SU Historia

El himno nacional de la República Dominicana es la composición musical patriótica que representa al país y que, junto con la bandera y el escudo, tiene la categoría de símbolo patrio. Su letra fue compuesta por Emilio Prud’Homme y la partitura musical del himno fue creada por el Maestro José Reyes en 1883, quien le pidió a Prud’Homme que escribiera unos versos patrióticos que acompañaran sus compases.

 

 

Compositores del Himno nacional Dominicano

Este himno se interpretó por primera vez el 17 de agosto de 1883 en los salones de la Respetable Logia Esperanza Nº. 9, en la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana. La segunda ciudad donde pudieron escucharse las notas musicales del himno nacional dominicano fue Azua.

La música tuvo un éxito instantáneo, de tal forma que cuando los restos del libertador de la República Dominicana, Juan Pablo Duarte, fueron traídos desde Venezuela en 1884, se escogió la música compuesta por el maestro Reyes.

Con las letras no sucedió lo mismo.

Las letras de Emilio Prud’Homme contenían errores en referencias históricas y algunos defectos de métrica. Varios intelectuales dominicanos de la época criticaron esas letras e incluso escribieron nuevos versos que acompañaran la música del himno. En 1897, Emilio prudentemente presentó de forma pública una versión corregida de sus letras originales, que terminó con los debates y fue aceptada por todos. Son las letras actuales del himno. Ese mismo año, el presidente Ulises Heureaux envió un proyecto de ley al Congreso para adoptar como el himno nacional dominicano, y se comenzó a usar en todas las ocasiones oficiales, pero Heureaux fue asesinado en 1899 antes de tener ocasión de promulgarlo.

La extraordinaria convulsión política del inicio del siglo XX en la República Dominicana impidió que se tomaran acciones sobre los símbolos de la Patria.

Pero en 1934, bajo el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, el Congreso adoptó la composición de Emilio Prud’Homme (“Himno Nacional”) con la música de José Reyes como el Himno Nacional dominicano.

El Artículo 33 de la Constitución declara: “El Himno Nacional es la composición musical de José Reyes con letras de Emilio Prud´Homme, y es único e invariable.”

Pablo Clase hijo

Fuentes Listín Diario

Video acosta0101

Conectate

ECURED

Fundación Refidomsa

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook LaVozDelPRM
Twitter LaVozDelPRM
Instagram LaVozDelPRM
Youtube LaVozDelPRM

Actualizado 25 enero 2022


BANDERA