Conmemoración 208 aniversario natalicio del patricio Juan Pablo Duarte

Libertador dominicano,Orgullo Dominicano, Padre la Patria nuestra

Dejó al país como legado su pensamiento patriótico y su ejemplo de hombre honesto y perseverante.

Santo Domingo.- Un día como hoy, pero en 1813 (hace 208 años), nació Juan Pablo Duarte, fundador de la República Dominicana. Quien junto a Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez inició la gesta libertadora que logró la separación del territorio nacional, el 27 de febrero de 1844, tras 22 años de ocupación haitiana.

Duarte nació el 26 de enero de 1813 en Santo Domingo. Sus padres fueron Juan José Duarte, oriundo de Vejer, provincia española de Cádiz, y Manuela Díez Jiménez, oriunda de El Seibo, hija a su vez de padre español y madre criolla.

A continuación parte de su ideario:

Para recordar esta importante fecha compartiremos algunas de sus frases célebres:

“Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla” .

juan-1

“Dios ha de concederme bastante fortaleza para no descender a la tumba sin dejar a mi Patria libre, independiente y triunfante”. “Hay palabras que por las ideas que revelan llaman nuestra atención y atraen nuestras simpatías hacia los seres que las pronuncian”.

“Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos”.

“El Gobierno debe mostrarse justo y enérgico…O no tendremos Patria y por consiguiente ni libertad ni independencia nacional”.

“El esclavo soporta su suerte aunque oprobia su triste vivir; pero el libre prefiere la muerte al oprobio de tal existir”.

Vivir sin Patria, es lo mismo que vivir sin honor”.

“Cuán triste, largo y cansado, cuán angustioso camino, señala el Ente divino al infeliz desterrado”.

“La Nación está obligada a conservar y proteger por medio de leyes sabias y justas la libertad personal, civil e individual así como la propiedad y demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen”.

juan

Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán víctimas de sus maquinaciones”.

Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria».

«Procuraré conservarme bueno, conservaré mi corazón y mi cabeza».

«Dios ha de concederme bastante fortaleza para no descender a la tumba sin dejar a mi Patria libre, independiente y triunfante».

«Hay palabras que por las ideas que revelan llaman nuestra atención y atraen nuestras simpatías hacia los seres que las pronuncian».

«Los providencialistas son los que salvarán la Patria del infierno a que la tienen condenada los ateos, cosmopolitas y orcopolitas».

«El crimen no prescribe ni queda jamás impune».

«El buen dominicano tiene hambre y sed de justicia ha largo tiempo, y si el mundo se la negase, Dios que es la Suma Bondad, sabrá hacérsela cumplida y no muy dilatado; y entonces !ay! de los que tuvieron oídos para oír y no oyeron, de los que tuvieron ojos para ver y no vieron… !la Eternidad de nuestra idea! porque ellos habrán de oír y habrán de ver entonces lo que no hubieran querido oír ni ver jamás».

«En lo que están de acuerdo nuestros libertos es en lo del amo que quieren imponerle al pueblo».

«Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos».

«Trabajemos, trabajemos sin descansar, no hay que perder la fe en Dios, en la justicia de nuestra causa y en nuestros propios brazos».

«¿Tienes amigos? prepáralos, porque los días se acercan; procura que no se descarríen, pues va a sonar la hora de anularse para siempre, la hora tremenda del juicio de Dios, y el Providencial no será vengativo, pero sí justiciero».

«Vivir sin patria es lo mismo que vivir sin Honor».

«Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas: destruir la Nacionalidad aunque para ello sea preciso aniquilar la nación entera».

«No somos más que unos ambiciosos que independizamos nuestro pueblo por ambición y no tuvimos talento para hacer nuestra la riqueza ajena; mientras que ellos (los orcopolitas), son los hombres honrados y virtuosos pues han tenido la habilidad de hacerlo todo, hasta llamar al extranjero; muestra inequívoca de lo muy amados que serán por la justicia con que han procedido y procederán para con Dios y la Patria y la Libertad del Dominicano».

«Toda ley no declarada irrevocable es derogable y también reformable en el todo o en parte de ella».

«Toda ley no derogada clara y terminantemente se considerará vigente».

«La ley no puede tener, ni podrá tener jamás, efecto retroactivo».

«Ninguno podrá ser juzgado sino con arreglo a la ley vigente y anterior a su delito; ni podrá aplicársele en ningún caso otra pena que la establecida por las leyes y en la forma que ellas prescriban».

«¡Aprovechemos el tiempo!»

Lo que la ley no prohíbe, ninguna persona, sea o no sea autoridad, tiene derecho a prohibirlo.

«La ley, salvo las instrucciones del derecho, debe ser conservadora y protectora de la vida, libertad, honor y propiedades del individuo».

«Todo poder dominicano está y deberá estar siempre limitado por la ley y ésta por la justicia, la cual consiste en dar a cada uno lo que en derecho le pertenezca».

«Ningún poder en la tierra es ilimitado, ni el de la ley tampoco».

Himno a Duarte


Fuente El Dia – Video Diario Dominicano


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI