Ministro de educación Roberto Fulcar y Lucía Vásquez, directora de Educación Especial del Minerd.

El Ministerio de Educación (Minerd), a través de la Dirección General de Educación Especial, cerró este viernes una serie de actos en conmemoración del Día Mundial de la Concienciación del Autismo, bajo el lema “Puedo aprender, puedo trabajar”.

Con el evento el Minerd reafirma su compromiso con los estudiantes en situación de vulnerabilidad para mejorar el acceso a una formación inclusiva en igualdad de condiciones.

En el acto el ministro Roberto Fulcar, dijo que la inclusión es un acto de justicia y de amor y aseguró que debe ser una acción articulada de ciencia y de amor.

“El respeto y reconocimiento de las personas con autismo y con otras capacidades especiales, nos mueve a reafirmar, una vez más, nuestro compromiso de promover su participación plena y efectiva, así como a continuar velando porque cuenten con el apoyo necesario para ser capaces de ejercer sus derechos y libertades fundamentales”. Dijo el ministro Fulcar.

Explicó que el Ministerio de Educación de la República Dominicana ratifica el compromiso asumido en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo facultativo de asegurar que las personas con discapacidad puedan acceder a un sistema educativo general.

“Hoy, cumpliendo con ese compromiso ineludible, continuamos encaminando esfuerzos en procura de que los estudiantes con estas capacidades reciban apoyo permanente para encaminarlos hacia la formación de ciudadanos independientes y responsables, con el firme propósito de que estos niños, niñas, adolescentes y jóvenes, más vulnerables, desarrollen al máximo sus potencialidades”.

Lucía Vásquez, directora de Educación Especial del Minerd, ratificó la decisión de promover la participación colectiva de las personas con autismo, asegurando que dispongan de las herramientas necesarias para ejercer sus derechos y libertades fundamentales a través de la educación especial.

“El objetivo es crear conciencia, aunar los esfuerzos de autoridades y de la sociedad en general a la hora de facilitar el acceso a una educación de calidad, con miras a que esa población pueda desarrollar un trabajo remunerado y puedan ser lo más autónomos e independientes posible”.

Expresó que como acciones prioritarias se están fortaleciendo las Aulas Específicas para la Inclusión Educativa (AEIE), como una estrategia para la escolarización de estudiantes con autismo, con la finalidad de apoyar su transición a la educación regular y se ha creado un equipo especializado de apoyo a la condición de autismo y discapacidad intelectual.

Los centros de educación especial están conformados por una población estudiantil menor de 20 años, que presentan necesidades específicas de apoyo educativo asociado a discapacidad. Están registrados un total de 7 mil 532 estudiantes con discapacidad en centros de educación especial, centros específicos para estudiantes sordos, aulas específicas y estudiantes con discapacidad incluidos en centros regulares.

La funcionaria aprovechó el escenario para presentar el primer número de la “Revista Educación sin Barreras”, una propuesta informativa de la dirección que tiene a su cargo, que busca mejorar el acercamiento a cada una de las estrategias de apoyo para la escolarización de los estudiantes con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (Nefae).

Durante el desarrollo del evento, se impartió la conferencia “Tengo Autismo: Tengo Sueños”, a cargo de Nuria Illán Romeu, de la Universidad de Murcia, España, y María Dolores Carcel López, directora general del Centro de Formación Integral Gabriel Carcel, Murcia, España; así como la presentación del video “Testimonios de Familias” concluyó con la presentación artística de la Banda Azul, un grupo musical compuesto por jóvenes con diversos grados del espectro autista.

Fuente Hoy

BANDERA