“ganaremos la batalla al crimen caiga quien caiga”

El presidente Luis Abina­der expresó que se necesi­ta la participacion interna­cional para pacificar Haití, pero que República Domi­nicana no debe participar.

El mandatario indicó que hay que trabajar para ayu­dar a ese país a superar su situación, por razones hu­manitarias y de seguridad, debido a la confrontación de su clase política y a la proliferación de bandas ar­madas en su territorio.

Tras reiterar que ya no hay tiempo que perder para ac­tuar en favor de esa nación, el jefe del Estado manifestó que la situación es tan difí­cil que hasta la solidaridad internacional se torna difícil de practicar, ante la falta de autoridad en ese país.

Puso como ejemplo que cuando el terremoto, Re­pública Dominicana no pu­do enviar ayuda humanita­ria vía terrestre, sino por el mar ya que este terrotorio está dividido y controlado por bandas delincuenciales armadas.

El presidente Abinader, al salir de la misa en la Iglesia de Las Mercedes en el San­to Cerro, precisó que ya la situación de desorden y fal­ta de autoridad, no afecta a nuestro país solamente, si­no a otros como lo demues­tran los haitianos varados en la frontera de Estados Unidos y México y otros de Centroamérica.

El mandatario indicó que los dominicanos seguire­mos siendo solidarios, pero no podemos participar en una acción conjunta para ayudar a pacificar y organi­zar su territorio, por diver­sas razones históricas, di­plomáticas y de prudencia.

En cuanto a su propuesta ante las Naciones Unidas para actuar sin pérdida de tiempo en ayuda de los hai­tianos, expresó que ha reci­bido respaldo de Costa Ri­ca, Panamá y que pronto se manifestarán en ese senti­do otras naciones del conti­nente, pero que no hay res­puesta al respecto desde el gobierno de la vecina na­cián.

Fuente Listin

BANDERA