La sociedad contemporánea está marcada por los avances tecnológicos, el internet, los dispositivos electrónicos, las redes sociales y la inteligencia artificial.

No hay dudas de que toda la revolución que estamos viviendo en el orden tecnológico, que ha cambiado la educación, el patrón de conducta y de consumo de la humanidad, en las últimas tres décadas, ha transformado la economía mundial. En ese sentido, sería importante conocer y analizar los riesgos cuando la tecnología se utiliza como base de la enseñanza en el sistema educativo.

La revolución tecnológica en la educación

La transformación que ha vivido el orden educativo en el mundo, luego del internet, ha ido de modo acelerado y, en la sociedad de hoy en día, es prácticamente imposible vivir sin conexión y acceso a las herramientas y plataformas tecnológicas.

Luego de la pandemia ese segmento de la sociedad que se encontraba análogo fue prácticamente obligado al uso de las herramientas tecnológicas, transformando así la vida de las personas desde la tercera edad en adelante. En la actualidad, existen diferentes plataformas que de manera gratuita nos permiten tener acceso al conocimiento donde la tecnología ha democratizado la información.

Los parámetros de la estructura de la educación tradicional que conocemos, han ido teniendo cambios vertiginosos hasta tal punto que el Silicon Valley, una ciudad al norte del Estado de California, que es la meca de la tecnología mundial, donde se encuentran las principales empresas tecnológicas del mundo: Apple, Facebook, Amazon, Google, HP, e-Bay, IBM, entre otras. Su poder es ilimitado en el orden social, político y económico; ha planteado la posibilidad de un cambio de paradigma de la forma tradicional como se forman los profesionales en las distintas universidades.

Sam Ladah, Vicepresidente Global de Recursos Humanos de IBM, expresó “cuando busco talentos considero más sus habilidades que su historial académico y, en el caso de Laszlo Bock, Expresidente de Recursos Humanos de Google, es más radical en su planteamiento, donde establecía que “los expedientes académicos no sirven para nada, se buscan talentos, destrezas y habilidades”.

Para el centro de pensamiento tecnológico mundial, Silicon Valley, hoy en día a la velocidad en que ocurren los cambios en el mundo, que son muchos, impacta la educación en sentido general, sobre todo, las universidades en un lapso de cuatro años. Los innovadores afirman que son muchos los cambios que ocurren en ese periodo de tiempo, por lo tanto, su enfoque es que se necesitan recursos humanos con talentos y habilidades más que su formación académica, y que las universidades tienen que centrarse en producir estos tipos de profesionales que está requiriendo el mercado tecnológico.

Uno de los desafíos que tienen los países en vía de desarrollo, es comprender que el acceso al internet, no es sinónimo de educación, porque el individuo en esas etapas: niños, adolescentes y jóvenes, necesita ser dirigido al contenido que produzca enseñanza, al mismo tiempo, no puede tener una dependencia tecnológica, ya que necesita de su desarrollo emotivo, físico, mental e intelectual; y una interacción humana.

El avance de la inteligencia artificial viene a generar una perturbación, en el orden del desarrollo mental e intelectual de las personas. Para construir una sociedad del conocimiento es necesario un individuo capaz de procesar el bombardeo que representa la era de la información, ya que por sí sola no es conocimiento, sino pone a prueba la capacidad que tiene esa persona de procesar esa información para convertirla en conocimiento, para esto se necesita un sistema educativo que brinde educación de calidad e integral, con la destreza de formar los seres humanos apropiados a los retos de este tiempo.

Los efectos negativos de la tecnología en la educación

Muchos lectores se preguntarán que tiene que ver la educación y la tecnología con el deporte, y es que hoy en día tenemos una sociedad que de manera gradual se ha ido deshumanizando. Para el profesor e investigador de la Universidad Monash, autor del libro Education and Tecnology, Neil Selwyn, de Melbourne Australia “Todo cambio en la educación generado por el internet, viene de una variedad de consecuencias indeseadas, efectos colaterales y repercusiones imprevistas”.

Para el investigador Neil “El internet no debe considerarse una solución idónea a las instituciones o a las practicas educativas del Siglo XXI, ya que no produce automáticamente, estudiantes mas comprometidos o mas motivados, fuerza laborales mas calificadas o cotas superiores de inteligencia e innovación en un país. Es muy posible que muchos de los males que aquejan la educación contemporánea sean de índole social y cultural, por lo tanto, requieran respuestas en esos aspectos”.

Para el Catedrático Neil la tecnología en la educación a través del internet está alterando las bases psicológicas, emocionales y espirituales, causando efectos negativos en las relaciones humanas, creando la deshumanización de la sociedad.

Se necesita crear la conciencia sobre el impacto que produce la tecnología en las emociones, y sus consecuencias, coincidiendo así el planteamiento del Doctor Jack P. Shonkoff, Pediatra y Director del Centro del Desarrollo de la niñez de la Universidad de Harvard sobre el cuidado que debemos tener con nuestros niños para no reproducir un fenómeno que ha venido ocurriendo en la sociedad de hoy en día que es la salud mental, y todo eso parte de la falta del cuidado emocional de nuestros niños.

“Si un niño está bien emocionalmente es socialmente competente, esto influirá de forma más positiva en el aprendizaje, si un niño está preocupado con temores, o está lidiando con mucho estrés, no importa cuán intelectualmente dotado sea, su aprendizaje se verá afectado negativamente por esta clase de interferencia emocional”.

Ante esa realidad los Estados que están llamados a dar respuestas sociales e impulsar un modelo educativo donde el deporte bien pensado, estructurado y organizado sea una herramienta para humanizar las sociedades del siglo XXI, y que ayude a contrarrestar una realidad ineludible, que es la vida en conexión.

Para la Asociación Dominicana del Derecho Deportivo (ADODEP) es de alta prioridad crear un sistema educativo donde el deporte impulse la motivación, el entusiasmo, la participación, restaure la cultura y la convivencia pacífica.

Finalmente, en nuestro país tenemos un desafío con la educación de calidad, hemos logrado el acceso y la universalización de la educación, pero necesariamente a la hora de diseñar el nuevo modelo deportivo desde la escuela debemos tener clara las consecuencias del uso de la tecnología, en la educación y su impacto en las emociones de las personas, para establecer políticas públicas que nos permitan tener los estudiantes con las características humanas y las competencias necesarias para un siglo desafiante y cambiante para la humanidad.

Listin Diario

BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI