Lineamientos de un Programa de Desarrollo Educativo para el período 2021-2024

Elperiodico.com.do |

Por Tirso Mejía-Ricart tmejiaricart @hotmail.com

Uno de los objetivos que debe perseguir el Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) para el periodo 2021-2024, debe ser el desarrollo de un verdadero sistema educativo, porque es la mejor garantía para un desarrollo económico y político sostenido por la calificación de sus principales agentes y beneficiarios: los hombres y mujeres de este país.

La educación y la cultura deben impulsarse vigorosamente sin escatimar los recursos que resulten indispensables para tales fines; a partir de una mística, organización y administración, capaz de imprimirles dinamismo máximo de los recursos humanos disponibles, así como la cooperación internacional dentro de ese sector.

Esa tarea requiere en primer lugar de un liderazgo consciente y solidario, tanto de los poderes Ejecutivo y Legislativo, como de los funcionarios encargados de velar por la orientación y la administración del proceso educativo.

En segundo lugar, procede una reorganización total de los servicios educativos en la sede central y todo el país, que permita enfrentar con técnicos las complejas tareas que deben realizarse para superar la “crisis de crecimiento” que padece la educación dominicana.
En tercer lugar, se impone una renovación total de las bases institucionales, filosofía, planes de estudio, métodos y programas, que permitan un mejoramiento sustancial, tanto en el orden cualitativo como cuantitativo, de la educación dominicana.


En cuarto Lugar, la educación requiere que se implante una severa supervisión de todo el quehacer docente, que asegure la ejecución de todo el proceso en beneficio de la población escolar y detenga el avanzado deterioro que se observa por doquier en el personal oficial a todos los niveles, que abarque a los directores, maestros, padres y policía escolar.

En quinto lugar, es indispensable crear los incentivos necesarios para que maestros y estudiantes realicen en las mejores condiciones las tareas que les corresponde.
Los objetivos y medios que deben ser puestos al servicio de esas metas aplicables al sector educativo son:
a) Universalización de la enseñanza pre-escolar y primaria, y expansión de la enseñanza secundaria y superior.
b) Ofrecer igualdad de oportunidades para los diferentes sectores sociales, con especial protección a los más necesitados.
c) Adecuar el contenido educativo en sus diferentes requerimientos del desarrollo autónomo del país.
d) Ofrecer los conocimientos y destrezas que permitan a la población gozar de los beneficios de la civilización.
e) Modificar la obsoleta Ley Orgánica de Educación, de manera que ésta traduzca los fines de la educación dominicana y medios para alcanzarlos, con el concurso de educadores, sociólogos, economistas y líderes de la comunidad nacional.
f) Que se designe a funcionarios honestos con vocación de servicio público y capacidad administrativa para que puedan emprender con éxito un proceso de reformas profundas en el sector.
g) Emprender un programa de construcciones escolares de bajo costo, si posible con ayuda de diferentes sectores de la comunidad.
h) Incentivar masivamente la educación, imponiendo rebajas en el costo del transporte de los escolares, facilitando libros y útiles escolares a precios bajos, así como el recambio gratuito de éstos por los del nuevo año si lo entregan en buen estado, la merienda escolar, el otorgamiento de premios, becas y créditos a estudiantes meritorios, la construcción en las zonas rurales de la “Casa del Maestro”, etc.

Ministro Educación tendría solo 15 fun- cionarios como dependientes directos

1) La dirección general del proceso educativo debe ser compartida por el Gobierno, a través del ministro del ramo, con un Consejo Nacional de Educación más funcional que el actual, en el que estén representados los diferentes sectores de la sociedad.

2) Deben crearse Juntas Municipales de Educación seleccionadas en forma similar al Consejo Nacional de Educación, para contribuir a resolver problemas en sus respectivas demarcaciones y a su vez deben institucionalizarse las Juntas de Padres y Amigos de cada escuela o colegio, dándoles atribuciones específicas, para que realicen actividades en beneficio de los planteles escolares.

3) Debe revisarse el Estatuto y Escalafón del Magisterio Nacional para elevar constantemente la motivación, la calificación y el estatus en la sociedad del maestro de todos los niveles, ofreciéndoles los incentivos y estabilidad que este requiere.

4) Debe establecerse una estructura de la matrícula escolar, que sin mayores gastos pueda aumentar el número de ciudadanos con educación terminal en los diferentes niveles de formación, y que permita el funcionamiento eficiente de escuelas de un solo maestro en las zonas rurales, combinando en base a las necesidades prácticas, los ciclos siguientes:

a) Integrar a toda la población de 3 a 5 años un nivel de Educación Inicial, a ser manejada básicamente por los municipios con la supervisión del Ministerio de Educación.

b) Un ciclo de Primaria Elemental, de alfabetización funcional, de cuatro años, susceptible de ser ofrecidos incluso en escuelas de un solo maestro y aula.

c) Un ciclo de Primaria Superior de dos años, complementario del anterior.

d) Un ciclo de Educación Media Básica, de tres años, a ser cursado después de primaria.

e) Un ciclo de Educación Media Vocacional, de dos a tres años, sobre todo en la zona rural, donde se provea una formación tanto científico-humanística complementaria como la vocacional, inmediatamente después de la primaria.

f) Un ciclo de Educación Media Superior, de orientación académica o técnico-profesional, en dos a tres años, después del ciclo de Educación Básica según los casos, con opción al título de bachiller en diferentes menciones.

5) Debe procederse a la integración de los diferentes planes y programas de la enseñanza media, para que sean coherentes y relacionados con las necesidades del país a ese nivel.

6) Debe contribuirse a reforzar una estructura de educación superior que impida la proliferación de centros de estudios superiores que no mantengan un nivel científico y tecnológico acordes con los títulos que otorgan. Asimismo, debe estimularse en las universidades la universalización de los siguientes ciclos:

a) Un ciclo de formación científica básica o técnica de 1 a 3 años.

b) Un ciclo profesional de 2 a 3 años.

c) Un ciclo de postgrado de 1 a 3.

7) El ministro debe administrar el sistema educativo con la asesoría del Consejo Nacional de Educación y auxiliado por cuatro Viceministerios: Preprimaria, Primaria, Media y Planificación y Administración, con diez Direcciones Regionales. Es decir, que tendría solo 15 funcionarios como dependientes directos, junto al Jefe de Gabinete, en lugar de más de 40.

Debe revisarse el Estatuto y Escalafón del Magisterio Nacional

Tirso Mejía-Ricart


Fuente : Hoy Digital

BANDERA