Compartir

Explosión de PolyplasP

Panorama

Fue identificado como Manuel Esteban Rosario, de 49 años, la séptima persona que fue recuperada de los escombros de la empresa Polyplas, donde el pasado miércoles se registró  una explosión.

La información la dio a conocer el director de Asuntos Corporativos de Polyplas,  Álvaro Sousa.

Los familiares de la víctima dijeron que este residía en el sector Villas Agrícolas.

Ayer   Álvaro Sousa informó que un total de 288 personas se encontraban laborando en la empresa al momento de la explosión.

Indicó que 255 empleados eran de planta, donde se originó el siniestro, los demás son de las oficinas administrativas.

La Procuraduría General de la República identificó ayer a cuatro fallecidos a los que se realizaron autopsias, mientras que a los cuerpos de las otras dos víctimas, del sexo femenino, es necesario realizarles una prueba de ADN, ya que están completamente calcinados.

Las víctimas identificadas son Claudio Hernández Jiménez, de 46 años; Julio Salazar Mejía, de 49; Ronny Vargas Féliz, de 31, y José Alberto Encarnación Arias, de 44 años, cuyos cuerpos fueron entregados a sus familiares tras el procedimiento.

En cuanto a los heridos, de los 66 pacientes atendidos en los centros de salud de la Red Metropolitana, cinco permanecían ingresados este viernes, un joven de 15 años en el Robert Reid y cuatro en el Ney Arias Lora, donde tres serían dados de alta en las próximas horas.

Además de los cuerpos de evaluación y remoción de escombros, un equipo multidisciplinario integrado por médicos, psicólogos y otros especialistas del Ministerio de Salud trabaja desde hoy en la zona para suministrar vacunas y ofreciendo atención psicológica.

La comisión estará en la zona afectada hasta que se concluyan las operaciones de búsqueda y rescate por parte de los organismos responsables, acciones que se enmarcan dentro del plan estratégico de respuesta rápida y seguimiento de familiares de víctimas del siniestro y personas de la comunidad afectadas.

La explosión y posterior incendio de Polyplas, que se sintió en varios sectores aledaños, causó daños a unas 25 viviendas ubicadas en los alrededores de la fábrica, algunas de las cuales quedaron destruidas, al igual que varios vehículos.

La explosión también afectó a varias escuelas y a dos hospitales, de acuerdo con datos suministrados por distintas instituciones.

Horas después del siniestro, el director del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional, Rafael del Rosario, dijo que, según las informaciones preliminares, la explosión se produjo tras la ignición causada por una onda de calor emanada de la caldera de Polyplas y una fuga de gas propano que era trasegado desde un camión al interior de la fábrica.

Sin embargo, a través de un comunicado, Polyplas rechazó que el siniestro fuera causado por una mala práctica, aseguró que esa empresa se caracteriza “por ejecutar de manera estricta el protocolo de seguridad” en sus operaciones, y señaló que esperará el informe final de investigación antes de ofrecer mayores detalles.

Fuentes

El Caribe

El Nuevo Diario