Pero, requiere de alianzas público privadas, por lo que invitó al COONEP a colaborar como agente de cambio

SANTO DOMINGO.- Durante una reunión encabezada por el ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera, presidente del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE), se expuso la necesidad de habilitar nuevos “hogares de día para envejeciente” en los diferentes municipios del país, para lo cual se requiere de alianzas público privadas.

Con esa finalidad, el doctor José García Ramírez, director ejecutivo de CONAPE, invitó al Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), en la persona de su presidente, empresario Pedro Brache, a convertirla en agente de cambio mediante la colaboración para instalar nuevos hogares donde se brinde calidad de las personas a estas personas.

En ese orden, el ministro de Salud Pública, doctor Daniel Rivera propuso dar seguimiento a los adultos mayores que requieran la asistencia en un hogar, ya sea de manera permanente o de día, hasta lograr su acogida en un hogar modelo habilitado y acreditado que le garanticen respeto a sus derechos, con iguales criterios de comodidad y garantía en salud, alimentos, entretenimientos y actividades de productividad.

“Ayudarlos, rescatarlos, auxiliar a los adultos de la tercera edad es nuestro enfoque. La participación público privada es de gran aporte para poder ejecutar las políticas públicas a favor de este segmento poblacional” dijo.
Resaltó la participación del CONEP y otros entes sociales como las iglesias y juntas de vecinos que se convierten en veedores lo que contribuye a reforzar las acciones del CONAPE.

Mientras, García Ramírez señaló que debido a su compromiso en involucrar a la familia y la sociedad en las tareas del CONAPE, en beneficio de los adultos mayores, sostiene una buena relación con el CONEP y todo el sector privado, las iglesias y las juntas de vecinos, a fin de que puedan empoderarse y formar parte del proceso de construcción y equipamientos de 128 nuevos hogares de día, donde personas de edad puedan recibir servicios durante el día y garantía de una vida activa, productiva y participativa.

También solicitó apoyo de apadrinamiento del programa “Familias de Cariño” que comenzó a fomentar el CONAPE, que consiste en identificar familias de confianza en cada hogar, sobre todo conformado por personas jubiladas y mujeres que sus casas en hogares de cariño donde el gobierno del Cambio tendrá un programa integral para el cuidado de adultos mayores y el pago de 10 mil pesos mensuales.

Dijo que con esta iniciativa “buscamos reducir la institucionalización del adulto mayor y garantizar que permanezca en su núcleo familiar, porque es el mejor lugar para un envejeciente vivir siempre en compañía de sus seres queridos”

Valoró la conveniencia de apadrinar adultos mayores, dentro de un programa que ha sido concebido para facilitar la participación de los envejecientes en la vida económica de la sociedad y promover adultos mayores activos, productivos y participativos, que permanezcan con empleos en condiciones satisfactorias y que con el beneficio de su trabajo se elimine todo tipo de discriminación en el mercado de trabajo y se garantice un trato justo en la vida actual, para superar las muchas brechas existentes en el tema de los envejecientes en el país.

No obstante, ndicó que el apoyo que requiere CONAPE no es monetario, sino en donaciones de equipos para la habilitación del hogar permanente de adultos mayores que se está terminando ya en Las Matas de Farfán y que espera inaugurar en el transcurso de los próximos días.

Tras recibir la comunicación enviada por el CONAPE, para solicitar su participación en los proyectos de la habilitación de nuevos hogares, el presidente ejecutivo de esa institución, licenciado César Roberto Dargan Espaillat definió a esa entidad como aliada del CONAPE y señaló propiciarla participación activa del empresariado para ayudar a conseguir sus metas, comprometiendo a sus 56 asociaciones que representan todos los sectores de economía, comercio y financiero a nivel nacional.

Entre los participantes de la reunión efectuada en la sede del CONEP, estuvieron además, el sacerdote Miguel Ángel Haché, representante de la Iglesia Católica, Nurys Presbot, secretaria del Consejo; Alejandro Correa, representante del CONEP; Tomasina Pascual, representante del Ministerio de Obras Públicas; Antonio Medina, representante de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y María Cristina Camilo, representante de la población envejeciente. También, Marianela de la Cruz, representante de la ONG; Juan Ureña, del área jurídica del CONAPE, y Urcina Cárdenas, representante del Colegio Médico Dominicano (CMD).


Ministerio de Salud Pública

BANDERA