el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MISPAS), en coordinación con el Servicio Nacional de Salud (SNS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS), dieron inicio a la primera Jornada para el Fortalecimiento de las Capacidades de Manejo Clínico.

Santo Domingo.- Con el objetivo de capacitar para mejorar el tratamiento, el diagnóstico y atender la complicaciones así como evitar el sobre tratamiento del dengue, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MISPAS), en coordinación con el Servicio Nacional de Salud (SNS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS), dieron inicio a la primera Jornada para el Fortalecimiento de las Capacidades de Manejo Clínico en Dengue, dirigida a médicos especialistas designados en 30 hospitales de la región metropolitana.

Con este taller se dio inicio al programa de desarrollo de capacidades para la atención de los pacientes con dengue, formando a facilitadores que replicarán esta capacitación y, además fortalecerán los comités hospitalarios para analizar las causas de muerte por dengue en todo el país. A partir de los resultados, aplicarán las medidas correctivas para evitar muertes.

El doctor Ricardo Elías Melgen, director de Salud de la Población, señaló que en marzo de este año, mediante la Resolución 0012, el MISPAS adoptó una estrategia de gestión integrada para la prevención y control de las arbovirosis, que incluyen la creación de la red nacional de expertos en manejo clínico del dengue y la red de facilitadores que replicarán en cascada las capacitaciones.

“Esta estrategia integra los componentes de gestión, epidemiología, manejo integrado de vectores, atención al paciente, laboratorio y manejo ambiental, con un eje transversal constituido por la comunicación para el cambio conductual, la investigación operativa y la abogacía”.

Asimismo, dijo que se ha creado la Red Nacional de Clínicos para el Manejo de las Arbovirosis (RENACAR) que brindará apoyo al MISPAS y el SNS en la capacitación y organización de los servicios de salud para facilitar el manejo adecuado de estas enfermedades, así como apoyar en los procesos de revisión, elaboración y ajuste de guías técnicas, flujoramas y normativas que faciliten el adecuado manejo de los pacientes con el virus.

De su lado, el representante de la OMS/OPS en el país, Olivier Ronveaux, señaló que cada año se producen más de 390 millones de infecciones por dengue en el mundo y a pesar de esta alta morbilidad, las muertes por dengue son completamente prevenibles.

“El control del vector es importante para evitar la transmisión del dengue, pero igual de importante es la preparación de los sistemas de salud para atender adecuadamente a los enfermos y evitar su muerte. Se debe aspirar a no tener epidemias, pero, si ocurren, se debe lograr que no haya fallecidos”, sostuvo.

Manifestó que la reducción de la mortalidad por dengue depende principalmente de la calidad de la atención médica y del acceso oportuno de la población a esa atención médica que, sin dejar de ser curativa, tiene que cumplir funciones de prevención y promoción, especialmente mediante la educación para la salud.

Encabezaron la mesa principal los doctores, Ricardo Elías Melgen, director de Salud de la Población; Edison Féliz, director del Servicio Nacional Metropolitano; Merari Encarnación, del SNS; Olivier Ronveaux de la OPS, y el epidemiólogo José Manuel Puello.

presidencia


BANDERA