Promoverán acceso igualitario a facilidades crediticias de organismos multilaterales 

Santo Domingo, República Dominicana._ Las Ministras y Ministros de Hacienda y Economía de Iberoamérica, acordaron promover mecanismos y herramientas que permitan aumentar el acceso a facilidades de financiamiento para los países de renta media, con la finalidad de invertir en la recuperación económica ante la pandemia de la COVID-19. 

Durante la VII Reunión Iberoamericana de Ministras y Ministros de Hacienda y Economía de la Conferencia Iberoamericana, celebrada en Santo Domingo de forma presencial y virtual, instaron a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) promueva una distribución más equitativa de los Derechos Especial de Giro (DEGs) entre los países de renta media, por ejemplo, a través de un fondo fiduciario. 

También abogaron por que los bancos multiratelares de desarrollo, que operan en América Latina y el Caribe, puedan ser tenedores autorizados de los DEGs en el FMI, pues hasta el momento no existe ninguno en la región. 

En sus palabras de apertura del evento, el Presidente Luis Abinader aseguró que “un acceso desigual al financiamiento afecta a la capacidad de los países de garantizar suficientes vacunas y a precios asequibles, lo que implica distintos ritmos de inmunización y consecuentemente una recuperación dispar que podría incrementar aún más la desigualdad”. 

El Presidente Luis Abinader también propuso que los bancos de desarrollo multilaterales y algunos de países desarrollados puedan prestar a proyectos especiales de alianzas públicos privados o fideicomisos públicos sin que fuesen considerados deuda soberana. 

De su lado el ministro de Hacienda dominicano, Jochi Vicente, agregó que “el acceso desigual a los mercados de crédito que históricamente han tenido las naciones de ingresos medios, ha limitado en la actualidad el espacio fiscal necesario para acomodar las necesidades adicionales de gasto y paliar los efectos de la latente crisis sanitaria y económica”. 

En tanto, la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, dijo que “los costos de la pandemia tienen una distribución equitativa, pero los recursos para lucharla tienen una distribución profundamente desigual”. 

Las ministras y ministros participantes de 22 países iberoamericanos resolvieron, además, promover la discusión sobre los sobrecargos en los préstamos de apoyo financiero del FMI, y su posible suspensión en el contexto actual, para contribuir a reducir las necesidades de financiación de algunos países de renta media que más lo necesitan. 

También acordaron instar a que las instituciones financieras internacionales mejoren las facilidades crediticias a través de mecanismos transparentes y accesibles, concertados y no discriminatorios, que contribuyan a que los países en dificultades recuperen con prontitud la solvencia y el acceso a los mercados financieros internacionales. 

La declaratoria final fue aprobada en el encuentro realizado desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana, donde también participaron el canciller dominicano, Roberto Álvarez y el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo dominicano, Miguel Ceara Hatton. Las ministras y ministros además apoyaron la discusión de mecanismos y herramientas de política económica que contribuyan a reducir los niveles de pobreza y desigualdad, cerrar las brechas sociales y mejorar el acceso a los servicios básicos, permitiendo a los países iberoamericanos mantenerse dentro de la ruta para cumplir con la Agenda de Desarrollo 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Acordaron también, apoyar la iniciativa lanzada por el Club de París y el G20 para el establecimiento de un marco común para la negociación coordinada de tratamientos de alivio de deuda, con el fin de que dicho marco permita dar una respuesta adecuada a nivel global a las situaciones de sobreendeudamiento derivadas de la pandemia de la COVID-19.

Adicionalmente, estudiar mecanismos que promuevan la sostenibilidad de la deuda de los países de renta media. También se pusieron de acuerdo en promover la adopción de un nuevo marco o estándar multilateral de valoración de riesgos financieros y macroeconómicos que incorpore la particularidad de la situación de la COVID-19 y las medidas de respuesta, incluso en los portafolios de los bancos multilaterales de desarrollo, para evitar que las rebajas de la calificación crediticia generen un efecto procíclico, suponiendo un agravamiento adicional de esta situación.

Asimismo aprobaron instar a que los esfuerzos económicos y financieros para mitigar la actual crisis sean encaminados a una transformación sistémica que afronte los principales retos globales como el cambio climático, la desigualdad social, y la disrupción tecnológica, aumentando significativamente la inversión en ciencia, tecnología e innovación (CTI), al igual que apoyar las inversiones en infraestructura sostenible, inclusiva y resiliente y prevenir la aparición de crisis similares mediante el fortalecimiento del multilateralismo y la cooperación en el espacio iberoamericano. 

Esta reunión fue el primer encuentro organizado por República Dominicana en calidad de Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana. El mismo surgió por iniciativa conjunta de los Presidentes Luis Abinader y el Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez,  mientras participaban en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebró los días 20 y 21 de abril de este año en Soldeu, Principado de Andorra. Entre los eventos a realizarse durante esta Secretaría Pro Tempore estará la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se desarrollará en República Dominicana a finales del 2022.


Ministerio de Relaciones Exteriores

BANDERA