SALUD – AUTISMO- ORIENTACION

2 DE ABRIL DIA MUNDIAL SOBRE LA CONCIENCIACION DEL AUTISMO

QUE ES EL AUTISMO

Los trastornos del espectro autista (TEA) son discapacidades del desarrollo causadas por diferencias en el cerebro. Las personas con TEA con frecuencia tienen problemas con la comunicación y la interacción sociales, y conductas o intereses restrictivos o repetitivos

El autismo es un mundo propio donde se dificulta la comunicación y la interacción, pero en el que no se impide la existencia de personas brillantes. Conoce más sobre la salud infantil con nosotros.

La palabra Autismo se deriva del pronombre griego “autos” que significa “uno mismo” y designa la característica más llamativa del síndrome. El Autismo es un síndrome de origen orgánico que produce una disfunción cerebral que afecta de manera importante la comunicación verbal y no verbal, la interacción social, y la imaginación.

Se habla de Autismo desde 1911, pero es en 1943 cuando el Dr. Leo Kanner investiga un grupo de 11 niños y hace el diagnostico de Autismo Infantil; es el primero en sentar bases para la investigación del síndrome, hizo una descripción sobre los padres catalogándolos de “frívolos, inteligentes y cultos”, teoría esta que ha sido desplazada a medida que pasa el tiempo.

El Autismo tiene inicio desde el nacimiento, la mayoría de los síntomas aparecen en los primeros 3 años de la niñez y continúan a través de toda la vida. Aunque no hay cura, el cuidado apropiado con la intervención temprana de un equipo multidisciplinario puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos no deseables. Las personas con Autismo tienen longevidad normal.

Signos y síntomas de los trastornos del espectro autista

Los trastornos del espectro autista (TEA) son discapacidades del desarrollo causadas por diferencias en el cerebro. Las personas con TEA con frecuencia tienen problemas con la comunicación y la interacción sociales, y conductas o intereses restrictivos o repetitivos. Las personas con TEA también podrían tener maneras distintas de aprender, moverse o prestar atención. Es importante señalar que algunas personas sin TEA también podrían tener algunos de estos síntomas. Sin embargo, en las personas con TEA, estas características pueden dificultar mucho la vida.

Destrezas de comunicación e interacción sociales

Las destrezas de comunicación e interacción sociales pueden ser un desafío para las personas con TEA.

Baby - Human Age, Waving - Gesture, Child, Happiness, Looking At Camera

Algunos ejemplos de características de la comunicación social y de la interacción social relacionadas con los TEA son:

  • Evitar mirar a los ojos a otra persona o no mantener el contacto visual
  • No responder cuando lo llaman por su nombre, hacia los 9 meses de edad
  • No mostrar expresiones faciales como de felicidad, tristeza, enojo y sorpresa, hacia los 9 meses de edad
  • No participar en juegos interactivos simples como dar palmaditas con las manos (pat-a-cake), hacia los 12 meses de edad
  • Usar pocos o ningún gesto, hacia los 12 meses de edad (por ejemplo, no decir adiós con la mano)
  • No compartir intereses con otras personas, hacia los 15 meses de edad (por ejemplo, no mostrar un objeto que le guste)
  • No apuntar a algo interesante para mostrarlo, hacia los 18 meses de edad
  • No notar cuando otras personas están lastimadas o molestas, hacia los 24 meses de edad
  • No notar a otros niños ni jugar con ellos, hacia los 36 meses de edad
  • No jugar a ser otra cosa, como un maestro o superhéroe, hacia los 48 meses de edad
  • No cantar, bailar ni actuar para usted, hacia los 60 meses de edad

Conductas o intereses restrictivos o repetitivos

Las personas con TEA tienen conductas o intereses que pueden parecer inusuales. Estas conductas o intereses distinguen a los TEA de las afecciones que solo se definen por problemas con la comunicación y la interacción sociales.

Los ejemplos de conductas e intereses restrictivos o repetitivos relacionados con los TEA pueden incluir:

Close-up of child playing with toy blocks on the carpet.
  • Poner juguetes u otros objetos en fila y molestarse cuando se cambia el orden
  • Repetir palabras o frases una y otra vez (esto se llama ecolalia)
  • Jugar con juguetes de la misma manera todo el tiempo
  • Enfocarse en partes de los objetos (por ejemplo, en las ruedas)
  • Irritarse con cambios mínimos
  • Tener intereses obsesivos
  • Tener que seguir ciertas rutinas
  • Aletear las manos, mecer el cuerpo o girar en círculos
  • Reaccionar de manera inusual a la forma en que las cosas suenan, huelen, saben, se ven o se sienten

Otras características

La mayoría de las personas con TEA tienen otras características relacionadas. Estas podrían incluir:

  • Retraso en las destrezas del lenguaje
  • Retraso en las destrezas de movimiento
  • Retraso en las destrezas cognitivas o de aprendizaje
  • Conducta hiperactiva, impulsiva o distraída
  • Epilepsia o trastornos convulsivos
  • Hábitos de alimentación y del sueño inusuales
  • Problemas gastrointestinales (por ejemplo, estreñimiento)
  • Estados de ánimo o reacciones emocionales inusuales
  • Ansiedad, estrés o preocupación excesiva
  • No tener miedo o temer más de lo normal

Es importante señalar que es posible que los niños con TEA no tengan ninguna de las conductas mencionadas como ejemplos o que tengan algunas.

Causas del autismo infantil

Es probable que exista una serie de factores que pueden llevar a que se presente el TEA. Las investigaciones muestran que los genes pueden participar, ya que el TEA se da en algunas familias. Ciertos medicamentos tomados durante el embarazo también pueden llevar a que el niño presente TEA.

Para algunos niños, los trastornos del espectro autista pueden estar asociados con un trastorno genético, como el síndrome de Rett o el síndrome del cromosoma X frágil. Para otros, los cambios genéticos (mutaciones) pueden aumentar el riesgo de padecer trastorno del espectro autista

¿Cómo se sabe si un niño es autista?

Estas podrían incluir:

  1. Retraso en las destrezas del lenguaje.
  2. Retraso en las destrezas de movimiento.
  3. Retraso en las destrezas cognitivas o de aprendizaje.
  4. Conducta hiperactiva, impulsiva o distraída.
  5. Epilepsia o trastornos convulsivos.
  6. Hábitos de alimentación y del sueño inusuales.

Eficacia del tratamiento

Tipos de terapia para el ASD

  • Terapia de manejo de la conducta.
  • Terapia cognitivo-conductual.
  • Intervención temprana.
  • Terapias educativas y basadas en la escuela.
  • Terapia para mejorar la atención conjunta.
  • Tratamiento con medicamentos.
  • Terapia nutricional.
  • Terapia ocupacional

CDC –The neuropediatrician by Manuel Antonio– Top Doctors España- .NICHD ESPAÑOL – NOTICIAS CDN