Santo Domingo.- El Presidente Luis Abinader anunció que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiará la construcción de dos hospitales en la frontera norte y sur, al tiempo que llamó a algunos políticos a no interferir en las negociaciones que tiene el Estado dominicano con los dueños de los terrenos donde se traza la construcción de la verja fronteriza entre República Dominicana y Haití.

Estas declaraciones las ofreció el mandatario durante una rueda de prensa en el salón Las Cariátides del Palacio Nacional, acompañado de la Vicepresidenta Raquel Peña y el Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, así como el de la Presidencia, Joel Santos. 

Hospitales en la frontera

Al hablar sobre este tema, el mandatario sostuvo que en torno a ese proyecto viene trabajando desde hace unos 16 meses.

“Incluso firmamos con el presidente Jovenel Moise de Haití para buscar ayuda internacional y desarrollar dos hospitales ubicados en la frontera del lado haitiano”, indicó.

Agregó que se trata de “uno en la parte norte y otro en la parte sur, en los que hemos determinado un presupuesto de unos 40 millones de dólares. El BID y su presidente y la comisión y sus principales ejecutivos se comprometieron a liderar ese proyecto y buscar los fondos para hacer esos hospitales y maternidad, para que las miles de haitianas que vienen al país puedan tener su hospital que sería público y ellos organizarían la parte legal y de permisos con el Gobierno haitiano”.

Señaló que el BID se comprometió a donar esos dos centros de salud e incluso también proveer por 5 años el mantenimiento conjuntamente con una ONG norteamericana que lo administre y trabaje en el vecino país.

“Ese era uno de los objetivos que buscamos por muchos años para lograr que las haitianas que tuviesen dificultades para dar a luz en su país tuvieran unas instalaciones correctas que además les van a salvar muchas vidas”, apuntó.

Verja

Al contestar preguntas de los periodistas sobre retrasos en la construcción de la verja fronteriza entre República Dominicana y Haití, el mandatario hizo un llamado enfático a no politizar una obra concebida para la protección del territorio dominicano.

En este sentido, instó a militantes de otros partidos a dejar de “jugar a la política con una obra que es fundamental para el país”, al dedicarse a motivar a los propietarios de los terrenos declarados de utilidad pública para estos fines, a sobrevalorar el costo del metro cuadrado, lo cual retrasa el proyecto.

El Presidente Abinader aseguró, además, que el gobierno va a pagar a cada uno de esos propietarios que hasta la fecha han provocado el retraso para el levantamiento del muro, exigiendo previamente el pago correspondiente.

A pesar de esta situación, el jefe de Estado indicó que una primera parte de la verja fronteriza, de 55 kilómetros de longitud en las áreas de mayor peligrosidad, estará lista para 2023, como se proyectó desde el inicio de su construcción. Otros 200 kilómetros ya están en licitación.

No debe existir ningún temor

Respecto a la frontera entre República Dominicana y Haití el mandatario también aseguró que de parte de los dominicanos no debe existir ningún temor ni preocupación, ya que el Ejército Nacional está preparado para cualquier situación que se presente en esa zona.

Agregó que la frontera también se mantiene en constante monitoreo con drones y aviones de la Fuerza Aérea, por lo que “hasta ahora no hay ninguna acción preocupante”.

“Estamos haciendo y seguiremos haciendo todo lo necesario para mantener la frontera en paz como está hoy en día”, afirmó el Presidente Abinader.

Evitar los viajes hacia Haití

El jefe del estado reiteró a los dominicanos que eviten los viajes al vecino país al menos que tengan alguna emergencia, ya que en esa nación actualmente no hay ninguna seguridad ni para los dominicanos, ni haitianos, ni para los extranjeros de ningún país.

Considera que la ONU debe trabajar en coordinación con la OEA para que se organice una ayuda militar especial en todos los órdenes con el propósito de pacificar esa nación.

“El que sufre en Haití en estos momentos, es el pueblo pobre que sufre la violencia y la escasez. La comunidad internacional está bastante disponible y lo que falta es una actitud más franca”, manifestó el mandatario.

De igual modo, agregó, “garantizamos que vamos a darle la mayor protección, independientemente de lo que pase con la situación de Haití. Las Fuerzas Armadas, hoy, garantizan la paz en la frontera, a un alto costo para el país. La tragedia que hay en Haití es para que la comunidad internacional actúe. Por eso siempre abogo cuando participo en conferencias internacionales”.

Presión a comunidad internacional

Aclaró que el país no recibe ningún tipo de presión sobre la situación haitiana, y que por el contrario, es el Gobierno dominicano el que sí presiona a la comunidad internacional para que resuelva la situación de Haití. “Yo puedo decir que esa presión la hemos hecho nosotros durante todo este tiempo”.

Comentó que incluso los haitianos sensatos que aman su país “nos dicen que estamos haciendo lo correcto para pacificar a Haití”.

Ministerio de la Presidencia

BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI