Opinión Por Franklin Pimentel Torres

Franklin Pimentel Torres

Miriam Germán desenmascara la trama perversa de la corporación en el poder

Detrás de la trama montada parece estar la decisión expresa de seguir haciendo todo lo posible para asegurarles impunidad a la corporación económico-partidaria reinante, a Danilo Medina, a Leonel Fernández  y a sus equipos de funcionarios enriquecidos, que evidentemente están involucrados, embarrados y enlodados en los sobornos, en las sobrevaluaciones en las obras construidas por la mafiosa compañía Odebrecht y en la inversión de dinero de corrupción en las pasadas campañas electorales.

Solo Josefa Castillo, la única mujer entre un grupo de hombres que conforman el llamado Consejo Nacional de la Magistratura, se ha atrevido a cuestionar y denunciar la premeditada envestida del Procurador General de la República, J.A. Rodríguez, en su reiterado intento de desacreditar y excluir de la Suprema Corte de Justicia a la honorable Miriam Germán.

Para la comunidad crítica es evidente que la actitud del Procurador de acusar a Miriam Germán, con argumentos falsos y con media verdades, no solo en la sesión del lunes 4 de marzo, sino también en su reiterada acusación el pasado martes 12, en una sesión en que supuestamente debería reconocer sus errores, así como la violación a la normativa del Consejo Nacional de la Magistratura, forman parte de una trama bien diseñada por la corporación PLD. El silencio cómplice asumido por el presidente Medina y por el procurador de la Suprema Corte de Justicia así parecen confirmarlo.

Detrás de la trama montada parece estar la decisión expresa de seguir haciendo todo lo posible para asegurarles impunidad a la corporación económico-partidaria reinante, a Danilo Medina, a Leonel Fernández  y a sus equipos de funcionarios enriquecidos, que evidentemente están involucrados, embarrados y enlodados en los sobornos, en las sobrevaluaciones en las obras construidas por la mafiosa compañía Odebrecht y en la inversión de dinero de corrupción en las pasadas campañas electorales.

No es la primera vez que Miriam Germán, una jueza con más de 40 años en ejercicio,  se ve compelida a responder a cuestionamientos, abusos y agresiones verbales que intentan descalificarla ética y profesionalmente, por parte de sectores del poder ejecutivo y judicial que cuestionan su verticalidad y coherencia ética.  Hace 26 años, en 1993, ella le envió una enérgica carta al entonces presidente de la República, Joaquín Balaguer, por el cuestionamiento del entonces mandatorio a una sentencia que emitió a favor de un ciudadano colombiano, cuyo expediente, presentado por el Ministerio Público, no estaba sustentado en pruebas concretas. En ese entonces la magistrada Germán sustentó la decisión tomada en su talante ético: “Le escribo sencillamente porque teniendo hijos conocidos quiero que les conste que su madre no tuvo formación, ni temperamento para callar ante el insulto gratuito, importando poco la jerarquía de quien lo profiriese, ni para dejar al incierto de una página en blanco la respuesta responsable”.

Miriam Germán ha tenido la valentía de enrostrar a algunos de los actuales miembros de la Suprema Corte de Justicia cuando ha entendido que éstos han pretendido imponer su poder machista y no han procedido adecuadamente. Entre éstos están el actual presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán y el juez Frank Soto. De hecho, en el pasado mes de Julio, el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ),  Mariano Germán Mejía, reaccionó ante  una carta que le envió la  magistrada Miriam Germán Brito, en la que le reclamaba que no siguiera con la actitud permisiva frente a “las faltas de respeto” a los jueces cometidas por el Ministerio Público y el Procurador General de la República. De inmediato,  Mariano Germán llamó atrevida a la jueza Germán Brito y dijo que solo él tiene  voz para esos reclamos, por lo que no aceptará que personas a las que no les competen, vengan a querer tomar decisiones en la Suprema Corte de Justicia. En definitiva, el dictador de los 30 años, ha resucitado y se ha re-encarnado…

Miriam Germán tuvo que enfrentar, también,  los abusos del juez Frank Soto, miembro de la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia y actual secretario del Consejo Nacional de la Magistratura, después que esta honorable jueza emitiera un voto disidente con relación al archivo definitivo del caso Félix Bautista (2015), avalado por tres jueces ligados al partido de gobierno.  En esa ocasión M. Germán, en una carta enviada, le dijo a Fran Soto: “Desde hace un tiempo que no tiene fecha precisa, pero que corto no es, su trato conmigo se ha caracterizado por constantes faltas de respeto y consideración”. Señaló la jueza Miriam Germán que cuando se trabaja en un organismo colegiado es necesario “obrar en pos de la armonía, pero esta no debe tener como precio la pérdida de la dignidad”, pues “ningún cargo conlleva la obligación de resignarse al irrespeto y al abuso”.  

El más reciente abuso contra la magistrada M. Germán, lo ha cometido el procurador J.A. Rodríguez, con la evidente complicidad de Danilo Medina y otros 5 de los miembros que conforma el Consejo Nacional de la Magistratura. Esto se ha hecho en el marco de la evaluación que hace el Consejo Nacional de la Magistratura para evaluar a las y los jueces, Ante la violación del reglamento y falsas acusaciones, supuestamente provenientes de anónimos, Miriam respondió con entereza, serenidad y decisión. Por eso ha dicho: “Yo hace tiempo que aprendí que los demás tratan a uno no como uno es, sino como ellos son”. Y cuestionada en una entrevista sobre los motivos por los que D. Medina permitió que J. A. Rodríguez violara olímpicamente la normativa del Consejo Nacional de la Magistratura recién aprobada, presentando datos falsos para desacreditar a la magistrada y así provocar su salida de la Suprema Corte de Justicia y reiterara sus acusaciones en una rueda de prensa donde se esperaba que pidiera perdón y se retractara, Miriam Germán, señaló que “eso depende de la ética del gobernante”.

Miriam Germán no es una persona pusilánime. Prefiere poner sus declaraciones por escrito; por eso ha denunciado no solo las agresiones y las infundadas acusaciones del procurador J.A. Rodríguez, sino también se ha pronunciado contra Bolívar Sánchez, Inspector General del Ministerio Público, quien ha puesto en peligro la seguridad de la magistrada al revelar datos como la dirección de su domicilio, su teléfono y lugares donde frecuenta. También ha cuestionado al presidente de la Suprema Corte de Justicia, por su falta de postura ante la agresión hecha por el Procurador General de la República contra una juez del tribunal que él preside. Ante estos cuestionamientos, Mariano Germán, por su parte, ha vuelto a responder de la misma manera, creyéndose, como pequeño dictador, que es infalible y que por lo tanto no admite cuestionamientos ni intromisión en su finca (la Suprema Corte de Justicia) y que supuestamente “solo escucha la voz de su dios y de su conciencia”.

Es importante destacar algunas de las reacciones más críticas de periodistas y analistas sociales, expresadas a través de algunos medios escritos, televisivos y de redes digitales, ante las falsas y manipuladas imputaciones contra la magistrada Germán. Debemos destacar el aporte del Digital Acento que ha asumido la temática como una línea editorial: “La agresión de Jean Alain Rodríguez contra Miriam Germán Brito: Inaceptable”. 5-3-2019 (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8657398-la-agresion-jean-alain-rodriguez-miriam-german-brito-inaceptable/). “8 de marzo, Miriam y todos los Poderes Públicos”.7-3-19.  (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8657952-8-marzo-miriam-todos-los-poderes-publicos/). “La violencia de saco y corbata empaña la conmemoración del Día Internacional de la Mujer”. 8-3-19 (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8657964-la-violencia-de-saco-y-corbata-empana-la-conmemoracion-del-dia-internacional-de-la-mujer/). “Que rectifiquen”. 9-3-2019 (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8658946-que-rectifiquen/). “Malvados, descerebrados, o desesperados”. 11-3-2019. (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8659414-malvados-descerebrados-desesperados/). “Otra falta de respeto del Procurador Jean Alain Rodríguez”. 13-3-19. (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8660061-otra-falta-respeto-del-procurador-jean-alain-rodriguez/). “Abuso, prepotencia y tratamiento preferencial”. 14-3-19. (https://acento.com.do/2019/opinion/editorial/8659992-no-tienen-datos-los-miembros-del-cnm/).

Entre los programas televisivos hay que destacar el seguimiento que han dado al caso de la embestida contra M. Germán, la valiente y confiable periodista Nuria, en su programa sabatino de investigación: “Nuria Piera opina fuertemente sobre la entrevista del procurador a la jueza Miriam Germán”. 9-3-19 (https://www.youtube.com/watch?v=fDJ0DBv-t4o). Marino Zapete, por su parte,  en su programa “El Jarabe” ha aportado elementos importantes para el análisis: “Danilo Medina quiere su propia justicia”.08-03-19. (https://www.youtube.com/watch?v=qhz14SF2tTE). “Jean Alain Rodríguez es un hombre mediocre”.13/03/19. (https://www.youtube.com/watch?v=TwwjCJbAyXM). “El gobierno puso en peligro la vida de Miriam Germán”.14-3-19(https://www.youtube.com/watch?v=TbCJ9jRPtGk) y Edith Febles en “La Cosa como es” ha hecho importantes contribuciones para el debate: “Procurador cuestiona honestidad de Miriam Germán. Ella: “Si esto fuera de doble vía, hablaríamos de Ud.” 4-3-19. (https://www.youtube.com/watch?v=7yvOEgp6MGM). “Me extrañó el silencio de mis compañeros cuando el Procurador me atropellaba”. 6-3-19. (https://www.youtube.com/watch?v=1OSqpHeQvRw); “Rosario Espinal: El Presidente es el dueño del tollo del Consejo Nacional de la Magistratura” 13-3-19. (https://www.youtube.com/watch?v=iosTaCPfWlM); “El Presidente de la República es responsable de lo acontecido en CNM” analiza Juan Miguel Pérez.14-3-2019. (https://www.youtube.com/watch?v=geLtdVBZmVI)

Otros analistas sociales y políticos de peso han dejado sentir su indignación contra la agresión recibida por el procurador Jean Alain Rodríguez, llegando a pedir su dimisión. Entre éstos podemos señalar a Juan Bolívar Díaz: “Ese Procurador debería irse”.7-3-19 (https://acento.com.do/2019/opinion/8657874-ese-procurador-deberia-irse/). De igual manera se ha expresado el sociólogo Cándido Mercedes: “Evaluación, institucionalidad y el Consejo Nacional de la Magistratura”. 11-319. (https://acento.com.do/2019/opinion/8658255-evaluacion-institucionalidad-consejo-nacional-la-magistratura/).  La socióloga Rosario Espinal, por su parte, ha reiterado la responsabilidad del Presidente Medina en la agresión cometida contra la jueza Germán: “Danilo Medina: tollo en el último inning”. 13-3-2019. (https://acento.com.do/2019/opinion/8659935-danilo-medina-tollo-ultimo-inning/). Mientras que la antropóloga Tahira Vargas ha señalado, con gran lucidez, con ocasión de la celebración del día internacional de la mujer, el pasado 8 de marzo: “La situación de Miriam Germán representa algunas de las prácticas de desigualdad y violación de derechos que vivimos continuamente las mujeres, como son: 1.- Irrespeto y desvalorización del esfuerzo ganado. 2.- Violación del espacio privado e íntimo. 3.- Silencio y Complicidad masculina ante el ejercicio de violencia de género… Y continuó diciendo Tahira: “Hoy, hombres y mujeres estamos mostrando que Miriam Germán es un ejemplo a seguir en nuestra sociedad. Debe ser un modelo de educación ciudadana para nuestras nuevas generaciones, su vida, su carrera judicial y su manejo desde la profesionalidad y la perspectiva dialógica, demuestra su calidad humana y profesional” (8 de marzo y Miriam Germán.12-3-2019. https://acento.com.do/2019/opinion/8659730-8-marzo-miriam-german/)

Es evidente que la corporación económico-partidaria reinante tiene un miedo atroz ante la posibilidad de tener una justicia independiente que les pase cuenta y les haga pagar todos sus desvaríos, perversidades y robo impune de la cosa pública. De hecho en el mismo Consejo Nacional de la Magistratura hay rostros como Danilo Medina, Reinaldo Pared Pérez, Radhamés Camacho, y Jean Alain Rodríguez, que difícilmente podrían justificar las fuentes de su enriquecimiento y su vida lujosa, mientras pasaron por el poder público. Por otro lado, los jueces de la Suprema Corte de Justicia, Frank Soto y Mariano Germán, difícilmente podrían justificar algunas decisiones tomadas a favor de delincuentes de cuello blanco, así como de jueces y juezas corrompidos, mientras han desempeñado sus funciones en la cosa pública.

Leonel Fernández y su facción partidaria crearon la Constitución del 2010 para adaptarla a sus intereses y crear unas altas cortes con jueces miembros dependientes de los intereses corporativos. Anteriormente a esto, en 2018, lograron impunidad en el caso de uno de los principales casos de corrupción: el de los 130 millones de dólares envueltos en el fraude de la Sun Land, que terminó con la salomónica decisión de que sí hubo irregularidades en el proceso ya que los préstamos no fueron aprobados por el congreso, pero que solo los congresistas, y no un grupo de miembros del Partido Revolucionario Dominicano, podían presentar la acusación.

En la anterior evaluación de los miembros de la Suprema Corte de Justicia (2011), fueron sacados de ese tribunal, precisamente las juezas y el juez que votaron disidente en el caso de la Sun Land: Ana Rosa Bergés Dreyfous, Eglys Margarita Esmurdoc y Julio Aníbal Suarez. No obstante, Leonel Fernández y su grupo se aseguraron de poner en la presidencia de la Suprema a un incondicional de la corporación: Mariano Germán, y se aseguraron tener el predominio en la Cámara Pena, con la presencia Frank Soto, Juan Hirohíto Reyes y Alejandro Moscoso Segarra, quienes fueron determinantes para lograr impunidad en los juicios de dos de los más cercanos funcionarios de Leonel Fernández: Félix Bautista y Víctor Díaz Rúa. No obstante, es necesario recordar que contaron con el voto disidente, de nuevo,  de dos mujeres valientes: Miriam Germán Esther y Esther Agelán Casasnovas

Danilo Medina en su campaña de reelección en el 2015 en una de sus giras de campaña dijo que quería “Su congreso”, y así lo ha logrado. Es evidente que tanto el PL-danilismo como el PL-lenoelismo, también quieren seguir contando con “su justicia”. Por eso recientemente el Procurador General de la República organizó un supuesto concurso para renovar parte de los fiscales del Ministerio Público. La valiente periodista Edith Febles denunció que antes del concurso ya había una lista de elegidos y elegidas. Lo cual conllevaba, además, la exclusión de algunas mujeres, de tres fiscales independientes que en su ejercicio profesional no se sometían a las directrices perversas del poder ejecutivo y partidario: Yeni Berenice Reynoso, Olga Diná Llavería, Luisa Liranzo, Distrito Nacional, Santo Domingo Este y Santiago, respectivamente. Y Así sucedió. Es evidente que ahora el objetivo es asegurar una Suprema Corte de Justicia, y una cámara penal, dependiente de la Corporación dominante. Y para eso Miriam Germán, es una piedra en el zapato. 

Todo el debate provocado a raíz de la agresión hecha contra la jueza Miriam Germán en el Consejo Nacional de la Magistratura por el Procurador General de la República, J.A. Rodríguez debe dejar unas lecciones importantes para la sociedad crítica y para quienes luchan por una sociedad equitativa, honesta y decente. Es necesario rescatar la justicia de las manos de los actuales detentores del poder. Es necesario repensar la forma de elegir a los jueces de las altas cortes, así como la conformación del Consejo Nacional de la Magistratura. Es necesario promover unos liderazgos que sustituyan a los hijos renegados de Juan Bosch. Pues quienes ahora tienen el poder se están mostrando, como dijo S. Imbert Brugal: como “malvados, descerebrados, o desesperados”. Y de esta manera, con la cobarde y premeditada agresión contra Miriam Germán, han desvelado la trama perversa de la corporación dominante.

Sobre el autor Franklin Pimentel Torres

Observatorio ético-ciudadano

Doctor en Ciencias Pedagógicas. Especialista en temas socio-éticos, religiosos y bíblico-teológicos. Promotor de la conciencia moral, ética y político-ciudadana.Comprometido con la educación digna de los sectores sociales más empobrecidos y excluidos. Indignado permanente ante las injusticias sociales y la corrupción impune.

Fuente Acento


BANDERA