Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT)

El Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT) y la Universidad de Alicante, España, firmaron un acuerdo con el objetivo de crear un marco moderno e inclusivo a través de la creación de Centros de Apoyo para estudiantes con discapacidades, estrategias a largo plazo para el acceso y retención de estos estudiantes en el sistema de educación superior, y equiparlos con tecnologías de asistencia para mejorar la provisión de servicios.

El convenio fue suscrito por el Ministro del MESCYT, doctor Franklin García Fermín, y el Vicerrector de Investigación de la Universidad de Alicante, doctor Juan Mora Pastor, con la presencia, como testigos, de rectores de universidades del país y el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS).

El objetivo general del proyecto ACCESS es mejorar la accesibilidad, garantizar las condiciones de aprendizaje y fomentar el cambio de políticas hacia la inclusión de estudiantes con discapacidades en el contexto de la Educación Superior en Costa Rica, Cuba y República Dominicana a través de prácticas modernas de inclusión, capacitación y trabajo colaborativo.

El proyecto busca establecer una red nacional en cada país socio y una red regional para consolidar el interés político por las políticas de inclusión a nivel de educación superior.

Al hacerlo, ACCESS aumentará las relaciones interinstitucionales, el intercambio de mejores prácticas, la sensibilización y la coordinación de políticas a nivel nacional y regional, al tiempo que responde a la demanda de la sociedad de inclusión y equidad.

Los principales esfuerzos de este conjunto de medidas se dirigirán a eliminar la notoria laguna existente en los datos sobre discapacidad en el entorno de las instituciones de enseñanza superior de cada país, detectando las actuales deficiencias, necesidades, buenas prácticas y experiencias que obstaculizan/facilitan la materialización de un sistema de educación inclusivo.

Al llevar a cabo estas actividades, ACCESS reunirá la información pertinente, incluidos los datos estadísticos, a fin de fundamentar una mejor formulación y adaptación de las sucesivas tareas del proyecto.

Al pronunciar las palabras centrales de la firma del convenio, García Fermín sostuvo que el MESCYT participa en la firma de este convenio convencido de que a las personas con necesidades especiales se les deben abrir de par en par las puertas de la educación superior en el marco de una visión humana en consonancia con la equidad, la solidaridad y la inclusión.

“La educación inclusiva constituye un modelo de educación que atiende a las necesidades de todos los niños, jóvenes y adultos considerando especialmente aquellos casos en los que puede existir un riesgo de exclusión social sobre la base falsa de distingos por raza, cultura, religión, condición social o discapacidad, entre otros aspectos”, agregó.

El funcionario afirmó que las instituciones de educación superior deben prestarles sus servicios educativos a todos los alumnos, tengan o no características especiales o determinadas necesidades, lo cual constituye un impulso de la igualdad de oportunidades con base en la solidaridad y al fomento de la participación unitaria de personas en el marco de la diversidad.

Asimismo, indicó que la educación inclusiva exige que los profesores se dediquen a conocer al alumnado considerando a cada persona como individuo, para lo cual usarán los juegos, las preguntas, la observación y los métodos activos.

“En definitiva, con la educación superior inclusiva les damos a todos los alumnos la posibilidad de superarse, salir de la pobreza, tener un futuro luminoso y disfrutar de una vida plena y feliz”, recalcó.

En ese mismo orden, Luis Gómez; coordinador técnico del ACCESS, habló sobre la experiencia de la Universidad de Alicante para realizar proyectos internacionales en más de 120 países, siendo líderes en temáticas de accesibilidad, calidad universitaria y programas de financiación.

Mientras que Pedro Pablo Acevedo, presidente de CONADIS, destacó que las personas con discapacidad presentan los peores índices en desarrollo y una alta deserción escolar, representado una barrera para su desarrollo económico y social, enfatizando en la importancia del convenio para romper con esos paradigmas.

“Me siento muy entusiasmado con el proyecto que nos presenta el MESCYT, con acompañantes que tienen una vasta experiencia, esto nos indica que en República Dominicana nos ocupamos de vencer los obstáculos que tienen las personas con discapacidad para acceder a la educación”, argumentó Acevedo.

En el acto estuvieron presentes los viceministros del MESCYT, Juan Francisco Viloria, José A. Cancel, María López Polanco, Carlos Mendieta; y la directora general administrativa y financiera, Dory Herrera. Las universidades también estuvieron debidamente representadas por el presidente de la Asociación Nacional de Universidades Privadas (AURED), Ricardo Winter; el director ejecutivo de la Asociación Dominicana de Rectores de Universidades (ADRU), Lorenzo Cuevas; el vicepresidente José Hazim Torres; el nuevo rector de la Universidad del Caribe (UNICARIBE), Valerio Garcia Reyes; Julio Sánchez Ramírez, rector de la Universidad INTEC, entre otras personalidades.

El Ministro del MESCYT, doctor Franklin García Fermín, sostuvo un diálogo virtual con autoridades académicas de la Universidad de Alicante, España.

`

BANDERA