AGUA

El mandatario señaló, además, que los haitianos tienen que “desistir de ese canal”, aunque no descartó en algún momento que ambas naciones puedan llegar a un acuerdo.

El presidente Luis Abinader indicó que la bomba puesta en funcionamiento por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ante la apertura del canal de trasvase construido por Haití para desviar agua del río Masacre, seguirá en funcionamiento el tiempo que sea necesario.

Explicó que el Gobierno continuará asumiendo el costo de las bombas que suplen de agua al canal de La Vigía.

“Nosotros estamos defendiendo nuestra agua, apenas el río Dajabón… Donde quiera que ellos si actúan de esa manera, nosotros vamos a estar atentos y vamos a estar en consecuencia, yo pienso que ese canal como se ha demostrado va a tener poca agua, el canal de ellos”, señaló al ser cuestionado sobre el tema en LA Semanal.

Dijo que en las próximas dos semanas se instalarán bombas eléctricas para continuar supliendo de agua a los agricultores.

El mandatario señaló, además, que los haitianos tienen que “desistir de ese canal”, aunque no descartó en algún momento que ambas naciones puedan llegar a un acuerdo.

“Si ellos desisten de ese canal y le damos seguimiento al tratado de 1929, entonces nosotros vamos y lo discutimos y atendemos de acuerdo a la disposición de qué parte nace en su territorio y en el nuestro y se busca la vía. Si lo hacen de manera civilizada, nosotros buscamos la vía de otro tipo de mediación, mientras tanto va a seguir prendió el canal de La Vigía”, dijo.

El pasado 27 de marzo el gobierno dominicano informó de la puesta en funcionamiento de un sistema de bombeo en La Aduana Vieja, en el río Dajabón o Masacre, para “alimentar con un metro cúbico por segundo el canal La Vigía para garantizar el agua a los agricultores dominicanos”.

Esto luego de que se hiciera viral, a través de las redes sociales, el funcionamiento del canal construido por los haitianos.  

Abinader: «La Vigía es un costo que el Gobierno va a asumir»

“El canal La Vigía es sostenible económicamente y es un costo que el Gobierno va a asumir. Nosotros tenemos que mantener el agua para que pueda ir aguas abajo”, señaló Abinader.

El presidente de la República, Luis Abinader, planteó este lunes que el canal de La Vigía, en la fronteriza provincia de Dajabón, seguirá operando para abastecer de agua a los productores aledaños, pese al costo de esa operación.

Garantizó que el Gobierno asumirá el costo económico de mantener en funcionamiento la obra, la cual está bombeando un metro cúbico por segundo y su operación fue intensificada luego de que del lado haitiano pusieran en marcha el canal que construían desde hacía meses para desviar a su territorio las aguas del río Masacre.

«La Vigía se va a mantener a costa del Gobierno«, proclamó el mandatario ante la pregunta de un periodista, durante el desarrollo de LA Semanal con Prensa, en torno a si era posible aguantar el costo económico de mantener funcionando el canal, tomando en cuenta su costo.

«Es sostenible económicamente», dijo Abinader.

En la actualidad, el canal fue rehabilitado y funciona con tres motobombas y está produciendo un metro cúbico de agua por segundo. Está ubicado cerca de la zona conocida como Aduana Vieja.


LISTIN DIARIO – DIARIO LIBRE – NOTICIAS SIN