“Me prometí que no quería ser un presidente solo de despacho” Luis Abinader Presidente constitucional de la Republica Dominicana

Por Darielys Quezada

Abinader ha preferido estar en la calle que ser presidente de despacho

En noviembre pasado, confesó que cuando tomó posesión se prometió no ser un mandatario de oficina

Dejando atrás el formalismo de un jefe de Estado de despacho, el presidente de la República, Luis Abinader, ha preferido ser un mandatario que desarrolla gran parte de su agenda presidencial en las calles, trasladándose a los distintos puntos del país sin ignorar tampoco las actividades a las que se le invita en la ciudad y las responsabilidades propias de oficina.

Desde una, hasta doce o trece actividades en un día, son en las que el gobernante hace presencia cuando se traslada a alguna zona y en los 16 meses de su gestión, ha peinado casi todo el territorio nacional en los múltiples recorridos que ha hecho por los municipios y provincias del país.

Las zonas más visitas por el gobernante en todos estos meses han sido Santiago, Puerto Plata, La Altagracia y en el sur, Pedernales, Barahona y Azua, a cuyos lugares han sido más de dos o tres las ocasiones en las que Abinader sale de la sede de Gobierno para participar en actividades y encuentros, o para levantar las problemáticas de las comunidades y anunciar soluciones.

En principio, el objetivo principal de sus viajes y encuentros en lugares fuera del Palacio Nacional era la recuperación económica de todos los sectores productivos del país, pero desde hace meses el mandatario ha optado por ser quien recoge de primera mano las necesidades de la gente y desde allí hacer promesas.
Sin embargo, desde las primeras semanas de su administración, el jefe de Estado puso en marcha su política de trasladarse a las demarcaciones, no sólo fines de semana como lo hacía antecesor Danilo Medina, sino cualquier día de la semana.

“Me prometí que no quería ser un presidente solo de despacho”
“Cuando accedí por primera vez al despacho presidencial, yo me prometí a mí mismo que no quería ser un presidente solo de despacho porque hay que ir y despachar papeles, pero dije que tenía que andar todo el país para ver con mis propios ojos todos esos informes que le entregan a uno en la Presidencia a ver cuáles son las prioridades”. Con esas palabras, el presidente Abinader dejó claro cuál era su visión en ese sentido cuando en noviembre pasado, en medio de su discurso pronunciado en la provincia Monseñor Nouel, donde agotaba una amplia agenda de trabajo, hizo un aparte para expresarse en medio de reclamos y quejas a sus largas jornadas en las calles.

A ello agregó: “me prometí a mí mismo que tenía que andar todo el país para ver con mis propios ojos todos esos informes que le entregan a uno en la Presidencia, para ver cuáles son las prioridades porque siempre, señores, te dan unos informes y tú vas, y hay alguna modificación. Por eso yo quería pisar cada territorio, quería escuchar de primera mano los problemas e inquietudes de mi gente, mirarlos a los ojos, darles explicaciones, proponer soluciones”, pronunció.

“Me anima la pasión y el deseo de resolver los problemas y muchos problemas que aunque tengan décadas yo los considero urgentes y que hay que empezarlos cuanto antes. Por eso, estoy siempre recorriendo el país”, resaltó el mandatario en esa ocasión.

Seis viajes al exterior en un año

Además de los viajes al interior, en los 16 meses de gestión de Abinader, este ha también ha hecho varios viajes fuera del país, en los cuales ha agotado una amplia agenda en las naciones visitadas. En total, ha estado 6 países en tan sólo un año, aunque algunos los ha hecho en vuelos comerciales y con comitivas muy reducidas.

Su primer viaje al exterior fue a Puerto Rico, a cuyo país acudió el 1 de enero de este año para participar en la toma de posesión del gobernador de esa isla, Pedro Pierlusi, de donde regresó el mismo día.

Luego de ese primer viaje, Abinader salió a España el 16 de abril de 2021, donde agotó una amplia agenda que incluyó una reunión con el rey Felipe VI, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez Pérez y los expresidentes José María Aznar y Felipe González. Además, se encontró con la dirigencia del oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) que reside en ese territorio y participó en actividades internacionales.

En ese mismo viaje a España, Abinader también acudió a Androrra, donde participó en la a Cumbre de Jefes de Estado Iberoamericana, que se efectuó en esa nación europea. Entre el viaje a España y Andorra, el mandatario estuvo fuera del país siete días.

El 23 de mayo de este año, estuvo en Ecuador. Se dirigió allí para asistir al acto de toma del entonces presidente electo, Guillermo Lasso, regresando ese mismo día a la República Dominicana.

A las seis de la mañana del 18 de septiembre de este año, el Presidente partió a Nueva York, Estados Unidos, para participar en la 76° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero en ese viaje la agenda no sólo se circunscribió a la cumbre, sino que también agotó una amplia jornada de trabajo que se prolongó hasta el 23 de septiembre. En ese lugar se reunió con la diáspora dominicana en Estados Unidos; con periodistas dominicanos, personal del Consulado Genera y con funcionarios. También hubo un Consejo de Ministros.

En octubre de este año fue el último viaje de Abinader fuera del país y fue a Panamá, donde se reunió con sus homólogos, Laurentino Cortizo Cohen, de Panamá y Carlos Quezada, de Costa Rica, para dar continuidad a las conversaciones sostenidas en reuniones bilaterales que tuvieron lugar durante los días de la Asamblea General de la ONU.

Baja la intensidad en las últimas dos semanas

En las últimas dos semanas del año, el presidente Luis Abinader ha bajado el ritmo en lo que respecta a las actividades fuera del Palacio Nacional y a los tradicionales recorridos, entrando en una especie de descanso o receso. Esto ha sucedido luego de que en los últimos meses de este 2021 intensificara su día a día en las calles.

Su última agenda presidencial pública fue el 21 de diciembre cuando estuvo en horas de la mañana en la provincia Barahona para supervisar los trabajos en la presa de Monte Grande y luego de que en la tarde, asistiera a varias reuniones del Ministerio de Turismo en la Ciudad Colonial.

Aunque en las dos últimas semanas de este año el presidente Abinader bajó la intensidad de las jornadas de trabajo fuera de la casa de Gobierno, en las dos anteriores a estas, estuvo en 57 actos públicos. Fueron actividades realizadas en el Distrito Nacional, en la provincia Santo Domingo, Azua, San Pedro de Macorís, Puerto Plata, La Altagracia, San Cristóbal, María Trinidad Sánchez y Barahona.

“Me anima la pasión y el deseo de resolver los problemas y muchos problemas que aunque tengan décadas yo los considero urgentes y que hay que empezarlos cuanto antes. Por eso, estoy siempre recorriendo el país”

Luis Abinader Presidente constitucional de la Republica Dominicana


Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook LaVozDelPRM
Twitter LaVozDelPRM
Instagram LaVozDelPRM
Youtube LaVozDelPRM

Por Darielys Quezada para El Caribe

BANDERA