El presidente Luis Abinader aseguró este sábado que la mano amiga del Gobierno está lista para ayudar a todas las familias y negocios que fueron afectados por las fuertes lluvias registradas este viernes en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Estas declaraciones las ofreció el mandatario al visitar y hacer un recorrido en Las 800 del sector Los Ríos donde supervisó y conversó con los moradores del lugar preocupado de manera directa por lo ocurrido en ese barrio.

Durante esta visita, el jefe de Estado estuvo acompañado del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza; la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía; la senadora del Distrito Nacional Nacional, Faride Raful; el director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Felipe Antonio (Fellito) Suberví Hernández; así como el viceministro administrativo, Igor Rodríguez.

“Es muy penoso cuando uno pasa por estas casas y los pequeños negocios que están afectados, pero para eso está la mano amiga del Gobierno para ayudarlos en estos momentos. A los que hoy sufren los vamos a ayudar. A cada una de esas casas y negocios los socorreremos para darle la ayuda debida”, precisó el jefe del Estado.

El gobernante declaró que actualmente hay 15 puntos afectados luego de las lluvias y afirmó que a cada uno de esos puntos se les está llevando comida, material de construcción y electrodomésticos.

“Se trabaja con acción inmediata para ayudar a los damnificados y comerciantes que han sufrido con las inundaciones”, dijo el mandatario.

Entre los sectores más afectados en que el Gobierno trabaja citó: Santo Domingo Este, Oeste, Norte, Distrito Nacional, Parmarejo, Pedro Brand, La Guayiga, Los Alcarrizos y La Cuaba.

Precisó que actualmente hay que hacer gran inversión en el drenaje pluvial del Distrito Nacional y aseguró que la presente gestión construye 49 kilómetros de cañadas. “Antes solo se habían hecho 7 kilómetros de cañada en todo el Gran Santo Domingo”.

En el lugar se observaron tractores del ministerio de Obras Públicas removiendo diferentes tipos de escombros, así como personal de los Comedores Económicos, el Plan Social de la Presidencia, Defensa Civil, Salud Pública, Viviendas y Edificaciones y el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

El Gobierno declaró este sábado en estado de emergencia el Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo debido a los daños ocasionados por las lluvias torrenciales registradas en la tarde y noche del viernes y que han dejado al menos cuatro fallecidos.

Más temprano, en una rueda de prensa el presidente Abinader instruyó a la Superintendencia de Seguros que actúe junto a las compañías de seguros privados para acelerar el proceso de recuperación monetaria por los destrozos causados a vehículos afectados y totalmente destruidos por lluvias.

El COE mantiene 12 provincias en alerta amarilla y nueve en alerta verde debido a las precipitaciones ocurridas y a las esperadas, como consecuencia de una vaguada y una onda tropical.

Hoy Digital

BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI