Altas Cortes

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Luis Henry Molina, actual presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), fue designado este jueves por el Consejo Nacional de la Magistratura como el nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

Molina es licenciado en derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Desarrolló estudios de postgrado en Derecho Constitucional en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Fue director de la Escuela Nacional de la Judicatura, institución adscrita a la Suprema Corte de Justicia desde 1998 hasta 2010, logrando posicionar la institución como escuela modelo en América Latina.

Desde el 2012 al 2016 fue Viceministro de la Presidencia de la República Dominicana.

Actualmente es el Presidente del Consejo Directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones -INDOTEL-.

Su carrera en el ámbito jurídico inicia a los 18 años como oficinista en el Tribunal de Superior de Tierras y después en el Centro Dominicano de Asesorías e Investigaciones Legales (CEDAIL), una institución de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

A los 20 años, laboró como abogado asociado de la firma Pellerano & Herrera donde se desempeñó por un tiempo litigando; forjando sus primeros años de experiencia como abogado.

Dentro de la firma, tuvo  la oportunidad de crear y gestionar la división de Servicio de Cobros (Servicobros).

Durante sus años en Pellerano & Herrera tuvo la oportunidad de trabajar y entrar en contacto con el Dr. Juan Manuel Pellerano,  en trabajos propios de la firma, siendo además miembro del Comité de Redacción de la Revista Estudios Jurídicos.

Luego de 6 años trabajando en Pellerano y Herrera y de haber adquirido una importante experiencia gerencial, sus intereses sociales comenzaron a surgir de nuevo y decide ampliar sus conocimientos del  trabajo público para hacer aportes a su país. Es así cuando inicia una Maestría en Derecho Público, mención Derecho Constitucional, en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

A su regreso, trabajó como consultor del Banco Mundial para el Comisionado de Apoyo a la Reforma y Modernización de la Justicia y luego pasó a ser su Director Ejecutivo.

Ejerció la Sub dirección de la entonces “Escuela de la Magistratura”, bajo la Dirección del Dr. Juan Manuel Pellerano, para luego convertirse en Director interino hasta el momento en que por ley ésta se transformó  “Escuela Nacional de la Judicatura”. Ganó el primer concurso público para elegir nuevo director y ocupó esta función por 12 años consecutivos.

En el marco de sus funciones se ha desempeñado: como Director Ejecutivo de la Comisión de Implementación de la Reforma Procesal Penal (CONAEJ), se ha desempeñado también como el primer Secretario General de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales (RIAEJ), creada por la Cumbre de Presidentes de Tribunales y Cortes Supremas de Justicia de Iberoamérica; ha contribuido a la creación de las redes de escuelas judiciales de los estados mexicanos (REJEM) y las provincias argentinas REFELJAR, en el marco del Proyecto Euro Social de la Unión Europea; y se desempeñó también como Coordinador del Proyecto E-justicia: la justicia en la sociedad del conocimiento, de la XIII Cumbre Judicial Iberoamericana.

Además dentro de su carrera jurídica, Luis Henry Molina se ha desempeñado como docente  en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, de las materias de: Historia del Derecho, Introducción al Derecho, Derecho Comparado a nivel de licenciatura; y Derecho Constitucional, a nivel de licenciatura y maestría; y en la Universidad Iberoamericana (UNIBE), de Poder Judicial, a nivel de Maestría en la Maestría de Derecho Constitucional.

Entrevista de Luis Henry Molina en el Consejo Nacional de la Magistratura

Influencia política e inicios

Toda su infancia estuvo llena de política. Cuando era pequeño estuvo muy influenciado por la actividad sindical y política de su padre, a quien acompañaba cuando era Secretario General de la Confederación Autónoma Sindical Cristiana (CASC),1​ así como a las actividades de las reuniones del Instituto Nacional de Formación Agraria Sindical (INFAS) (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). y a los eventos de la Federación de Ligas Agrarias Cristianas (FEDELAC). Esto le permitió tener la experiencia de entrar en contacto desde niño, con políticos de la talla de Luis Herrera Campins, Rafael CalderaArístides Calvani, Dagoberto Gonzáles, Rafael León y Emilio Máspero. Durante el período en que su padre se desempeñó como Secretario General Adjunto de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores (CLAT) vivió intensamente el ambiente del sindicalismo latinoamericano y la efervescencia política de Venezuela.

En dicho país varias personas marcaron su formación, entre ellos su padrino, Rafael León Leónel (murió el año 2008), quien fue Diputado y Secretario General de la Central Venezolana de Trabajadores; Emilio Máspero, quien era el Secretario General de la CLAT; Dagoberto González, entonces Senador por Caracas, y el Secretario General de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), a todos ellos los llamaba “tios” por la relación de familiaridad con que se trataban.

En sus años de estudiante en la UASD, comenzó a militar en el Movimiento Estudiantil de Concientización (MEC), cuyo asesor era el Padre Frenando de Arango, sacerdote jesuita. En el MEC tuvo por primera vez contacto con la espiritualidad ignaciana a través de los retiros espirituales, y un contacto muy activo con las zonas rurales dominicanas, a través de la participación en las jornadas de trabajo solidario en distintas comunidades del país. Del MEC aprendió la importancia del método de trabajo, la mística y el compromiso como instrumentos transformadores de la vida para poder a su vez transformar la sociedad. En el Movimiento hizo los amigos que hasta el día son con los que comparte el camino de la vida. Durante los dos últimos años de sus estudios universitarios, vivió junto a su gran amigo Andrés Navarro García, una experiencia de inserción en el Barrio de los Guandules, el sector parroquial de la Esperanza, una experiencia que marco mucho su vida, porque le permitió comprender y compartir las necesidades de la población marginada de nuestra sociedad.Aquí concluyen datos de su actividad política expuestas en wikipedia.

Fuentes

Acento

Wikipedia


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI