Paúl Almánzar Hued

Se cumplen los primeros cien días del nuevo gobierno, encabezado por el presidente Luis Abinader, una gestión en la cual la mayoría de los dominicanos y dominicanas han cifrado grandes esperanzas de CAMBIO.

Quiero agradecer primero a Dios y luego al presidente Abinader por haber confiado en nosotros para servirle al país y ser parte de esos cambios que todos esperan, y que ya la ciudadanía comienza a verificar.

Cuando fundamos el Partido Revolucionario Moderno (PRM), lo hicimos porque entendíamos que el país necesitaba urgentemente un cambio de dirección, y en estos cien días de gestión hemos demostrado que vamos por muy buen camino hacia esa gran meta.

El yo provenir de una familia de amplia experiencia y tradición textilera me movió a siempre propugnar por mantener viva la institución en la que eventualmente tuve el honor en ser designado por nuestro presidente como su director ejecutivo, la Industria Nacional de la Aguja, ya que conozco bien del potencial que tenemos en la República Dominicana en esa área.

En estos cien días de labor hemos visitado muchos rincones de nuestro país, y hemos visto muchas caras de mujeres esperanzadas con los cambios prometidos, cambios que ellas mismas ya comienzan a palpar.

Nada me satisface más que eso, ya que veo en cada una de ellas el rostro de mi madre, quien comenzó llena de sueños un pequeño taller de costura, el cual hoy en día es una importante empresa del área textil.

Es mi deseo que pueda ser esa la realidad de todas esas mujeres.

Todos unidos, somos parte del CAMBIO

Paúl Almánzar Hued

BANDERA