“Este año 2020 ha sido difícil, nos ha recordado nuestras vulnerabilidades. Y ha sido todavía más injusto para los más débiles”, señaló Macron. 

El mandatario francés pronunció su última alocución del año 2020, en un contexto en el que el país atraviesa por un aumento en los contagios por Covid-19. 

Después de un año particularmente difícil debido a la crisis sanitaria, el presidente Emmanuel Macron se dirigió a los franceses durante el tradicional discurso de fin de año.

El mandatario galo busca recuperar el control después de un 2020 azotado por lo que calificó como una “pandemia histórica”, tensiones internacionales, terrorismo, divisiones sociales y dificultades económicas sin precedentes. 

“Lo que nuestros ciudadanos esperan de nosotros para el año 2021 es convertirlo en un año útil, de lucha, recuperación y ambición”, dijo Macron, quien superó el contagio por Covid-19 en los últimos días.

Aunque Macron advirtió que los primeros meses del 2021 serán “difíciles” porque la pandemia aún “pesará mucho” sobre la actividad del país que ya suma 2,6 millones de infectados, también se mostró esperanzado por la llegada de las vacunas y la recuperación de todos los sectores. 

En su pronunciamiento, el líder rindió homenaje a los agentes de los organismos de atención que han muerto en el ejercicio de sus funciones y recordó a los más de 64.000 fallecidos por el Covid-19. 

Este 31 de diciembre, tras un año de transición, entrará en vigencia lo acordado para el Brexit, por lo que el presidente francés también dedicó parte de su alocución a la salida de Reino Unido de la Unión Europea e indicó que detrás de todo este proceso han existido “muchas mentiras”. 

Sin embargo, Macron aclaró que Reino Unido sigue siendo vecino, pero también amigo y aliado de Francia.  

El 2021 será un año de “resultados”, “acciones concretas” y “seguimiento de la agenda de reformas”, prometió el jefe de Estado francés. 

Con Reuters y EFE

Fuente france24.com


BANDERA