Sociedad Civil


La nueva Ley Electoral no solo contradice nuestro marco jurídico y violenta derechos adquiridos en materia de participación y representación política de las mujeres, también se coloca de espalda a los compromisos internacionales del Estado Dominicano en materia de derechos humanos, equidad de género, y de las tendencias orientadas a la paridad como mecanismo para reducir las desigualdades, fortalecer la democracia y resarcir la deuda social con las mujeres.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El Foro Feminista Magaly Pineda exhorta hoy al presidente de la República Danilo Medina Sánchez, a observar la Ley Orgánica del Régimen Electoral por constituir un retroceso mayúsculo en la participación y representación política de las mujeres dominicanas.

Sergia Galván, activista social y vocera del movimiento, consideró que la Ley del  Régimen Electoral aprobada en el Congreso es violatoria de la Constitución Dominicana en su artículo 39, numeral 5, que ordena “El Estado debe promover y garantizar la participación equilibrada de mujeres y hombres en las candidaturas a los cargos de elección popular para las instancias de dirección y decisión en el ámbito público, en la administración de justicia y en los organismos de control del Estado”.

Igualmente, expuso que  la Ley Electoral constituye un retroceso respecto  a la Ley 133/18 de Partidos Políticos que en su artículo 52 dispone que la presentación de candidaturas para cargos de elección popular no debe tener menos del cuarenta por ciento (40%) ni más del sesenta por ciento (60%) de hombres y mujeres en las demarcaciones electorales. Pero la recién aprobada Ley Electoral establece la cuota a nivel nacional.“

ADVERTIMOS A LA CLASE POLÍTICA DOMINICANA Y A TODOS LOS PARTIDOS QUE NO VAMOS A ACEPTAR ESTA VIOLACIÓN A NUESTROS DERECHOS”

“Con la modalidad nacional se corre el riesgo de que los partidos coloquen a las mujeres en las demarcaciones donde no tienen posibilidades de ganar”, consideró la activista.

La organización considera que el respeto a la igualdad de oportunidades para acceder al poder político es un derecho humano reconocido por distintos instrumentos internacionales asumidos por el Estado dominicano y en virtud de los cuales se compromete a respetar el carácter progresivo y nunca regresivo de  estos derechos.

Según Galván, desde que comenzó a implementarse la ley de cuotas de género, las dirigencias de los partidos han hecho intentos sistemáticos por ignorarla, violarla, o modificarla; y una forma ha sido mediante una constante solicitud de que su aplicación sea nacional, no por circunscripciones.

“En elecciones pasadas esos intentos fueron frenados por oportunas resoluciones de la Junta Central Electoral (JCE), que ordenó el cumplimiento de las cuotas de candidaturas de mujeres en la Cámara de Diputados y en el nivel municipal por circunscripciones”, dijo la vocera.

La nueva Ley Electoral no solo contradice nuestro marco jurídico y violenta derechos adquiridos en materia de participación y representación política de las mujeres, también se coloca de espalda a los compromisos internacionales del Estado Dominicano en materia de derechos humanos, equidad de género, y de las tendencias orientadas a la paridad como mecanismo para reducir las desigualdades, fortalecer la democracia y resarcir la deuda social con las mujeres.

En sus declaraciones, Galván indicó que las mujeres dominicanas representamos más del 50% del electorado y votamos. Además, las mujeres dominicanas constituimos la mayor garantía de triunfos electorales de los partidos políticos, como evidencia el estudio “Más Mujeres, Más Democracia”.

“Hacemos un llamado al presidente de la República para que, en respeto a los derechos de las mujeres, observe esta ley y la devuelva al Congreso, a la Junta Central Electoral (JCE) y al Tribunal Superior Electoral (TSE) para que no validen esta violación a la Constitución y a los derechos de las mujeres”, puntualizó Galván.

Aseguró la defensora por los derechos de las mujeres, que el empeño de los partido las políticos debería estar enfocado en incrementar la participación y representación política de las mujeres mediante la paridad, tal cual lo establece la Constitución Dominicana; no en colocar más trabas.

“Advertimos a la clase política dominicana y a todos los partidos que no vamos a aceptar esta violación a nuestros derechos”, precisó.

Fuente Acento

BANDERA