El reforzamiento de los nuevos protocolos en los asilos adscritos al CONAPE restringe aún más las visitas

Santo Domingo. El director ejecutivo del Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE) ordenó la realización de pruebas de detección de SARS-CoV-2, en todos los centros geriátricos adscritos a la institución, para identificar los casos de adultos mayores que hayan sido afectados por el Covid-19.

El doctor José García Ramírez encabezó una reunión con su equipo de salud, durante la cual dispuso una investigación, en todos los centros geriátricos, para determinar la situación ante la nueva ola de infección e, igualmente, adoptó una serie de medidas para aumentar la protección de los envejecientes, en todos asilos adscritos al CONAPE.

La investigación estuvo a cargo del departamento de Supervisión y Evaluación de centros, que además está encargado de aumentar las medidas restrictivas y supervisar constantemente la evolución de la pandemia en estos centros, para que el rebrote de COVID-19 que afecta en el país no provoque estragos en los envejecientes, ya que son los más vulnerables ante esta pandemia

La pesquisa arrojó como resultado que algunos envejecientes están contagiados de COVID-19, de manera que se reforzaron con más medidas restrictivas, para cuidar y tratar debidamente a los afectados y evitar nuevos contagios.

El reforzamiento de los nuevos protocolos en los asilos adscritos al CONAPE restringe aún más las visitas y exige que todo el personal de los centros tenga la tercera dosis de la vacuna de protección contra el COVID-19.

“Aún en condiciones normales, el CONAPE brinda una atención especial a las personas bajo su cuidado por ser una población en condiciones de vulnerabilidad, razón por la que en los actuales momentos hemos incrementado la atención y el cuidado a nuestros envejecientes”, dijo el doctor García Ramírez.

García Ramírez ha sido enfático en destacar que las personas mayores de sesenta años son más vulnerables que el resto de la población, dado que un alto porcentaje padecen alguna afección, siendo las más comunes hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes, lo cual los hace más sensibles a las secuelas del coronavirus.

Mientras, el CONAPE mantiene una supervisión continua a los reportes de las autoridades sanitarias y desde el principio se ha acogido a todos los protocolos de prevención en los centros geriátricos, incluidas sus instalaciones.

Se recuerda que en los centros del CONAPE laboran quienes dan soporte y servicios a los adultos mayores, los cuales es preciso que estén en óptimas condiciones para que pueden desempeñar sus labores, eficiente y oportunamente.

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook LaVozDelPRM
Twitter LaVozDelPRM
Instagram LaVozDelPRM
Youtube LaVozDelPRM

Presidencia

BANDERA