El expresidente del Senado, Jesús Vásquez (Chu), implicado en el caso Odebrecht, asumió a su defensa material en la audiencia preliminar del caso luego que sus abogados concluyeran con sus argumentos.



Vásquez le indicó al juez Francisco Ortega Polanco, quien conoce el caso, que está en sus oraciones para que “el Señor Dios Todopoderoso le de sabiduría para decidir conforme a derecho y haciendo justicia”.

Dijo también que le pide a Dios que tenga piedad para quienes lo acusaron el caso, “sin tener ninguna vinculación”.

“Pido cada día para que el Señor tenga piedad y le conceda el perdón a quienes sin prueba alguna y a sabiendas de que no tengo ninguna vinculación con este caso, han sido capaces de cometer tan cruel perversidad, no solo contra mí, sino contra mi familia, dañando incluso a seres inocentes como mis nietas”, expresó Vásquez.

Por alrededor de 45 minutos el exlegislador, quien presidió la cámara alta en cuatro ocasiones de manera consecutiva, hizo un resumen de su vida personal y política de la cual dijo estuvo marcada por la trasparencia.

“Nuestra vida es transparente, siempre hemos actuado de cara al sol, convencidos de que no existe nada oculto entre el cielo y la tierra”, manifestó.

Explicó que se han presentado las pruebas de que desde el año 1975 se dedica a labores agropecuarias y también la ganadería, la cual dijo ha sido su principal actividad económica y que esto no se fabrica “de la noche a la mañana”.

Asimismo, indicó que para acusarlo el Ministerio Público partió de una base falsa parte del supuesto de que su única actividad productiva ha sido ser senador de la República.

Vásquez sostuvo que nunca imaginó que “en pleno siglo XXI fuera posible, que un ciudadano, como en mi caso, pudiera ser incluido de manera abrupta y sorpresiva en un expediente tan grave, de manera alegre y maliciosa”.

Piden auto de no ha lugar

Los abogados de Vásquez concluyeron con la defensa técnica solicitando al juez un auto de no ha lugar a su favor.

Los juristas además pidieron rechazar la solicitud de imposición de medida de coerción que hizo el Ministerio Público (MP), consistente en 20 millones de pesos como garantía económica, impedimento de salida, presentación periódica e inmovilización de sus bienes y productos financieros.

Previo a la solicitud, al finalizar su argumentación, la defensa del exlegislador indicó que el MP no determinó dónde está la triangulación en el lavado de activos que supuestamente cometió Vásquez.

Además, Jorge López Hilario, uno de los abogados de Jesús Vásquez, añadió que el Ministerio Público no aportó pruebas para determinar el alegado ocultamiento de bienes, que dice el órgano querellante en su acusación que fueron adquiridos con el dinero de los sobornos.

Chu Vásquez
“Estamos ante un abuso de poder sin precedentes. Confío plenamente en que saldré airoso de este proceso”

Fuentes:

El Caribe

RC Noticias


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI