Medio Ambiente

Su análisis argumenta que la población de la provincia, particularmente las comunidades ubicadas en un área de 20 kilómetros de las plantas de Punta Catalina, comenzarán a padecer enfermedades respiratorias, cardiovascular, cerebrovasculares, alergias y cáncer pulmonar, entre otras.

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – El profesor Marcelo Caruso Azcárate advirtió sobre los graves daños que provocará la combustión de carbón de las dos plantas de la termoeléctrica de Punta Catalina en la salud, en los sistemas productivos y en el medio ambiente de la provincia Peravia; durante una conferencia dictada en la tarde de ayer en Baní.

El profesor Caruso Azcárate explicó los impactos que produce la quema de carbón mineral para generar electricidad que son inherentes y exclusivos de este combustible fósil.

Sugirió a las organizaciones de la sociedad civil de la provincia la elaboración de una línea de base con estadísticas actuales sobre salud y con indicadores medioambientales como calidad del aire y de las aguas y sanidad vegetal, para que dentro de varios años se comparen estos datos, y se pueda observar y medir el deterioro causado por la contaminación del carbón.

Resultado de imagen para punta catalina

Azcárate resaltó que si no se logra convertir a Punta Catalina a gas natural como lo ha propuesto el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático (CNLCC), la provincia debe monitorear la contaminación que causará el carbón y exigir compensación económica por los daños sufridos

Plantas a Carbón: Samaná un reflejo de daños para Baní.

Plantas de carbón se están cerrando

Por otro lado, señaló que en el mundo entero, aún donde existen plantas de carbón muy avanzadas y con alta tecnología, se están cerrando, porque es imposible evitar que emitan una gran cantidad de dióxido de carbono que causa el cambio climático y erradicar la gran contaminación que producen con un alto costo en la salud pública.

Si se quema carbón mineral, necesariamente se tendrán cenizas y escorias de carbón, material particulado y gases ácidos, además de C02, que impactarán en la población, en los cultivos, en el ganado, en el medio ambiente y en la atmósfera de todo el planeta”, aclaró.

Observó que los filtros contemplados por el estudio oficial de impacto ambiental de las plantas de Punta Catalina, no son de los de última generación que son los húmedos, sino secos, por lo que la retención de la micropartículas en la chimenea será muy limitada.

Enfermedades afectarán comunidades

Su análisis argumenta que la población de la provincia, particularmente las comunidades ubicadas en un área de 20 kilómetros de las plantas de Punta Catalina, comenzarán a padecer enfermedades respiratorias, cardiovascular, cerebrovasculares, alergias y cáncer pulmonar, entre otras.

Ni turismo, ni agricultura orgánica

Según sus declaraciones, tan pronto se enciendan las plantas de carbón de Punta Catalina, Baní se despide del turismo y de la agricultura orgánica de exportación.

Las playas y un adiós al mango banilejo

“Las playas serán afectadas por las trazas de carbón como ha ocurrido con las de Santa Martha en Colombia, y las frutas como EL MANGO y el aguacate, además de enfermarse y bajar su productividad, nadie las querrá por su alto contenido de carbono y de metales pesados”.

Plantas a Carbón: Samaná un reflejo de daños para Baní.

Las cenizas de carbón


En República Dominicana existe una población muy cercana al mar donde depositaron cenizas de carbón altamente contaminante esto esta causando malformaciones y enfermedades a esta población aledaña y pobre.

Fuentes

Acento

Aceupa

BANDERA