Compartir

Denuncia

Caso Tucano

“Cómo entregó Embraer esas pruebas, esas pruebas lo que hacen es que implican a otras personas que la Procuraduría de la República no ha tenido el ánimo de acusarlas porque son personas vinculadas  con políticos que recibieron esos valores”, refirió Tejada. Acusó al procurador de tratar de encubrir en el caso  a  personas con influencias políticas. En vez de fortalecer la acusación contra los seis procesados, lo que demuestran es que en el mismo hay  políticos  y familiares de legisladores implicados.

Resultado de imagen para coronel Carlos Piccini Núñez, y leonel

SANTO DOMINGO.- La defensa técnica del coronel Carlos Piccini Núñez, único preso por los sobornos que admitió haber pagado la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer)   para lograr la  venta de ocho aviones Súper Tucano, adujo este viernes que las pruebas presentadas a la Procuraduría por la entidad brasileña, en vez de fortalecer la acusación contra los seis procesados, lo que demuestran es que en el mismo hay  políticos  y familiares de legisladores implicados.

El abogado Alejandro Tejada, quien no ofreció los nombres de esos supuestos políticos que recibieron sobornos de Embraer, acusó al procurador de tratar de encubrir en el caso  a  personas con influencias políticas.

“Como entregó Embraer esas pruebas, esas pruebas lo que hacen es que implican a otras personas que la Procuraduría de la República no ha tenido el ánimo de acusarlas porque son personas vinculadas  con políticos que recibieron esos valores”, refirió Tejada.

Los encartados por el caso son el exsecretario de las Fuerzas Armadas, general Pedro Rafael Peña Antonio;  Carlos Piccini Núñez y los empresarios Daniel Aquino Hernández, Daniel Aquino Méndez, Ysrael Abreu Rosario, y el notario Félix del Orbe Berroa, así como las empresas Magycorp, S.R.L., y 4D Business Group.

La empresa Embraer  admitió ante las autoridades de Estados Unidos y Brasil haber pagado US$3.5 millones en soborno para la compra de los ocho aviones Súper Tucano.

Peña Antonio,  es acusado de dirigir e impulsar todo lo relativo al soborno transnacional practicado por ejecutivos de la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer).

En tanto, el coronel  de la Fuerza Aérea, Carlos Picini Núñez, está acusado de ser el brazo ejecutor de la trama de corrupción.

Los empresarios Daniel Aquino Hernández y su hijo, Daniel Aquino Méndez, dueños de la empresa 4D Business Group y/o Kantor, fueron arrestados por su vinculación a dicho soborno que involucra la suma  de  3, 520,000 dólares por la compra de los aviones en 2007 y 2011.

El Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional aplazó la audiencia para el 18 de enero, debido a que uno de los imputados no pudo estar presente  por problema de salud.

Fuente El Nacional