Orientación Política y ciudadana.- PRM Fomentando Principios, Valores y Hábitos

Este fenómeno delictivo no es exclusivo de las clases pudientes. El perfil de las víctimas es de hombres y mujeres de mediana edad, por lo general tripulan autos lujosos y nunca oponen resistencia. 

Las organizaciones delictivas carecen de la logística necesaria para mantener más de 48 horas secuestrada a una persona. La premura los obliga a transar por cantidades relativamente pequeñas. lo que depende de la disponibilidad económica de la víctima y sus familiares.

 Victima escogida al azar

Usualmente un secuestro tradicional es bien planificado: hay una estrategia de los delincuentes, labor de inteligencia, organización, logistica, etcétera. El Secuestro Express no es así: 2 ó 3 individuos se ponen de acuerdo para salir a la calle a buscar a su víctima. Simplemente se dicen: «Bueno, nosotros hoy vamos a salir a secuestrar a alguien para conseguir dinero». Estos, generalmente  ocurren sin una planificación  de inteligencia previa, las víctimas son escogidas al azar y su intención no es permanecer mucho tiempo con ellas.


Luego, estudian donde van a ir. Buscan a sus víctimas en las gasolineras, estacionamientos de centros comerciales o personas saliendo de un local, oficina o residencia. El 90 por ciento de los Secuestros Express ocurre en horas de la mañana y las víctima preferidas son mujeres. 90% una mujer sola en un carro, 70% dos mujeres solas, 50% un hombre y una mujer y menos del 50%: dos hombres en un carro. 

A los delincuentes no les interesa hacer daño ni tener mayores complicaciones, sólo buscan obtener dinero en efectivo de una manera rápida y segura para ellos. 

Un factor importante es que la sociedad va cambiando de reglas constantemente. Ahora la gente lo que lleva encima es dinero plástico; entonces lo delincuentes se preguntan: «¿Cómo le robo ese dinero plástico?» Se robaban las tarjetas de crédito, pero las tarjetas ya empezaron a dejar de ser interesante, entonces pasan a lo otro: tú, la víctima y yo, el delincuente vamos juntos y buscamos lo que yo quiero: dinero; y de paso te llevan el carro. 

Por lo general no tiene un seguimiento de la víctima,   cualquier indicio de poder adquisitivo es un señuelo para esta modalidad de delincuentes. (Un buen carro, un reloj, una cartera  cara,  o  un celular, etc), aunque  lo que buscan es dinero rápido y fácil.

En ocasiones usan el mismo vehículo de la víctima  para que esta retire el dinero de cajeros  automáticos con su tarjeta de crédito o débito.

¿Cuáles recomendaciones  se deben tener en cuenta para evitar un secuestro express?

No se confíe, cualquiera puede ser víctima de un secuestro exprés

Al trasladarse en su vehículo, traté de llevar los cristales arriba y los seguros puestos

No permanezca  en lugares oscuros y cuando suba a su vehículo, de inmediato ponga seguro y actúe con rapidez

Circule con los cristales arriba

Una vez dentro de su vehículo, accione de inmediato los seguros.

Si anda en su vehículo traté de no poner  los objetos de  valor, como carteras, laptop, teléfono y otros en lugares visibles.

Evite lugares solitarios y oscuros para estacionarse o para caminar

Es importante informar a sus familiares donde estará

No ande con prendas o joyas que puedan ser atractivas para los delincuentes

Reduzca en lo posible usar varias tarjetas de crédito  o débito y altas sumas de dinero

 Sea reservado con los desconocidos, es importante no dar informaciones personales o publicar su ubicación en las redes sociales (son un medio de seguimiento)

Traté de usar servicios de taxi confiables.

La víctima en muchas ocasiones  se eligen  al azar

Las  estadísticas revelan que mayor índice de secuestros exprés ocurre cuando el conductor anda solo y a altas horas de la noche

Tenga cuidado si su vehículo es impactado por detrás. En muchas ocasiones simulan accidentes

Por lo general, se suelen conformar con el dinero en efectivo que saquen del cajero automático y los artículos personales que la víctima lleva en el momento

Una recomendación importante es no enfrentarlos y tomar medidas 

Qué hacer en caso de caer en manos de los delincuentes

Sea inteligente y tenga paciencia. 
Es muy importante el trato con ellos. No se puede ser complaciente, pero tampoco absolutamente negativo. 
Se va a plantear una negociación y en estas cosas, hay una palabra que no se puede utilizar, y que le enseñamos a los negociadores: nunca se debe decir «no». 
Ante las peticiones de los delincuentes, hay que tener respuestas claras, por ejemplo, decirles: «Miren, ustedes quieren dinero, perfecto, pero vamos a organizarnos». Hay que tratar de manejar la situación. 

secuestro-express



Nunca mienta a los delincuentes. Si lo descubren va a empeorar todo. 


 Nunca cambie un lugar abierto por un lugar cerrado.


Hay dos factores que queremos transmitir a una persona que está siendo víctima de un Secuestro Express: nunca cambie un lugar abierto por un lugar cerrado. Si están en un lugar abierto, como puede ser un auto en la calle, trate de manejar las cosas para quedarse en ese sitio abierto, que no lo lleven a un lugar cerrado. En un sitio cerrado, casa abandonada, galpón, etcétera, la situación se complica.

Trate de no alterar las condiciones:


En la calle la víctima tienes más posibilidad de que la gente se de cuenta de que está en problemas. Se nota más el nerviosismo del delincuente que sabe que tiene el tiempo contado. Pero si están en un lugar cerrado, el tiempo está a favor del delincuente. 

Resultado de imagen para secuestro express



En segundo lugar, nunca cambien a un sujeto por cinco sujetos, no cambie una víctima por cinco o por cuatro víctimas y un bebé. 


Trate de no alterar las condiciones: «Ya me agarraron a mí, ¿ qué es lo que tu quieres ? ¿Qué quieres conmigo ? 
Si los delincuentes le plantean: «vamos para tu casa…»; eso hay que evitarlo a toda costa, reaccionen, digales: «¿Qué quieres conmigo, aquí ? A mi casa no los voy a llevar…» 

Nunca llevar los delincuentes a la casa



Ceder y llevar los delincuentes a la casa trae como consecuencias otra cantidad de atrocidades. 

 

Recomendaciones para manejar una situación durante el Secuestro Express:


– No sea víctima, no se comporte como víctima. Si cayó en manos de delincuentes, y es una víctima, trate de controlar su emoción 

– No sea usted factor que informa, no diga: «mi papá tiene dinero, mi marido resuelve esto, en la casa tengo dólares…», 

– No diga espontáneamente en donde vive. Recuerde que el punto de inseguridad en donde estamos parados es irreversible, o nos adaptamos o sencillamente perecemos. 

– Minimize su nivel y situación social. No mencione que conoce a personas o sectores influyente. Usted es un simple civil que está dispuesto a entregar lo que tiene, pero no lo que no tiene 

– Negocie con elementos ciertos, no con falsedades o promesas… Si, por ejemplo, tiene dinero en la casa no lo informe… 

– Recuerde que el tiempo está a favor suyo. Los delincuentes necesitan negociaciones rápidas y efectivas… Recordar que en la negociación se plantea un juego de poder. Las horas que dura un Secuestro Express son de tensión, miedo, nervios y angustia. 

DESPUÉS DEL SECUESTRO EXPRESS

Si las vivencias ante la situación estresante, por ejemplo un asalto, no son metabolizadas de inmediato, seguramente se producirá su cronificación, traduciéndose en síntomas tales como angustia, irritabilidad, malhumor, insomnio. Este camino podría conducir a un síndrome depresivo, añadiéndose a lo anterior decaimiento, tristeza, falta de apetito, ideas obsesivas de tipo catastrófico y hasta paranoicas.

La solución implica dos aspectos. 

INMEDIATO: Abordar la situación estresante del pasado que continúa reviviéndose en el presente, con el objeto de que la persona active mecanismos psicológicos que le permitan cerrar dicha situación y quede realmente sólo como un recuerdo del pasado. 

MEDIATO: Explorar y transformar los mapas existentes que determinan la debilidad e invalidez del individuo frente a los hechos violentos del medio ambiente. Obviamente, estas soluciones se refieren a incidencias de tipo psicoterapéutico. 

Por todo lo anteriormente dicho se comprende que una cosa es la conducta específica in situ, es decir, en el instante en que se sucede, por ejemplo un asalto, y otra las posibles respuestas psicológicas luego del evento. Son dos procesos en niveles distintos, aunque conectados, entre otras cosas, por la dificultad para aportar instrumentos prácticos que suavicen el trauma experiencial, so pena de caer en esquematizaciones elementales ajenos a la profundidad de la realidad humana. 

Sin embargo, refiriéndome al primer nivel e intentando obviar las diferencias individuales que producen tan diversas respuestas, resumiría esas especies de decálogos de protección para las víctimas de hechos de violencia, en un sólo precepto: durante una confrontación cara a cara y arma en mano, permitir que el asaltante viva su rol de superioridad infantil, es decir, no enfrentarlo ni provocarlo para que no se resienta su actitud de poder. 

En la medida en que la víctima juegue el rol contrario -«sí, reconozco que estoy en tus manos»- , es más probable que no se desborde la violencia. 


La violación es una cuestión diferente.

Frente a ello, no creo que nadie se atreva -yo no me atrevo- a recomendar la práctica anterior. Creo que la respuesta saldrá de lo que para la persona agredida sea más esencial dentro de sus códigos éticos: conservar la vida permitiendo el ataque o conservar la dignidad perdiendo la vida. Sólo Dios y la propia persona, pueden decidir qué es lo adecuado.

Fuentes

Foro De Seguridad

El Día


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI