POLITICA INTERNACIONAL

Organización del Tratado del Atlántico Norte (en inglés, North Atlantic Treaty Organization, NATO; 

POR EURONEWS

Falta ahora solventar la oposición de Turquía que acusa a estos dos países de acoger a los activistas kurdos que Ankara considera terroristas; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confia en que las negociaciones puedan concluirse antes de finales de junio.

Rotundo espaldarazo de Joe Biden a las peticiones de entrada en la OTAN de Filandia y Suecia tras la invasión rusa de Ucrania.

El presidente de Estados Unidos acogió en la Casa Blanca a su homólogo finlandés Sauli Niisnistö y a la primera ministra sueca Magdalena Andersson, el día después de su demanda de adhesión de estos dos países a la Alianza Atlántica

«Suecia y Finlandia tienen sólidas instituciones democráticas, fuertes Ejércitos y economías fuertes y transparentes. Y un gran sentido moral de lo que es correcto. Cumplen todos los requisitos de la OTAN y con creces», resaltó Joe Biden.

El presidente de EEUU envió este jueves al Congreso sendos informes que respaldan las solicitudes de entrada de Finlandia y Suecia en la Alianza. Para expandir la OTAN, es necesario que el Senado estadounidense ratifique, con una mayoría de dos tercios, la enmienda al Tratado fundacional de la Alianza, que data de 1949, y los informes remitidos por Biden dieron inicio a ese proceso.

Se espera que la iniciativa reciba un apoyo de ambos partidos en el Congreso, y el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, expresó esta semana su voluntad de que la ratificación se complete antes del receso del Congreso en agosto. 

Pero existe un obstáculo para esta adhesión ya que Turquía mantiene, por ahora, su oposición a la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN al considerar que estos dos países son un santuario para los activistas de organizaciones kurdas que Ankara considera terroristas. 

Cualquiera de los 30 Estados miembro de la OTAN tiene el poder de vetar una posible expansión de la Alianza, y Turquía ha amenazado con hacerlo porque acusa a Finlandia y, sobre todo, a Suecia, de mantener una supuesta política de acogida de militantes kurdos.

La Casa Blanca ha expresado su confianza en que el resto de los aliados conseguirán convencer a Turquía de permitir la adhesión de los países nórdicos a la Alianza, y tanto Niinistö como Andersson trataron de persuadir a Ankara en sus respectivos discursos junto a Biden.

«Estamos abiertos a abordar todas las preocupaciones que Turquía pueda tener con respecto a nuestra membresía» en la OTAN, recalcó el presidente finlandés, que visitaba Washington por segunda vez desde que comenzó la guerra en Ucrania.

Niinistö subrayó su compromiso con «la seguridad de Turquía» y con el combate al terrorismo «en todas sus formas».

Por su parte, Andersson afirmó que su Gobierno está dialogando con Ankara «a distintos niveles, para resolver cualquier problema» que pueda obstaculizar el «rápido» ingreso de Suecia en la Alianza.

Por su parte, el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, intenta mediar.

«Cuando un aliado, un aliado importante como Turquía, plantea problemas de seguridad, entonces, por supuesto, la única manera de tratar esto es sentarse y buscar un terreno común y una solución para salir adelante», explicó Jens Stoltenberg.

El secretario general de la OTAN espera que la oposición de Turquía a la adhesión de Suecia y Finlandia se resuelva mediante el diálogo y confía en que las negociaciones puedan concluirse antes de la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid a finales de junio.


POR EURONEWS


BANDERA