Luis Abinader aseguró este domingo que, en caso de materializarse una intervención en Haití, la República Dominicana no formaría parte de una fuerza militar

Dajabón.- El Presidente Luis Abinader aseguró este domingo que, en caso de materializarse una intervención en Haití, la República Dominicana no formaría parte de una fuerza militar y que el apoyo que daría sería desde el punto de vista diplomático.

El mandatario advirtió, además, que de ninguna manera aceptará en el país ningún asentamiento, aun sea por situación humanitaria, respecto a lo cual indicó que eso se puede hacer en el mismo territorio haitiano.

El Presidente Abinader habló en estos términos al encabezar una rueda de prensa en esta provincia, acompañado de la primera dama Raquel Arbaje; el Ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa; el comandante general del Ejército, mayor general Carlos Antonio Fernández Onofre; el director del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza y Terrestre (CESFRONT), general de brigada Frank Mauricio Cabrera Rizek; la gobernadora de Dajabón, Rosalba Milagros Peña, y el diputado Darío Zapata.

«Durante un año nosotros hemos llevado acciones diplomáticas, desde septiembre del año pasado, que en mi discurso ante la Organización de las Naciones Unidas dije que la única manera de llevar la paz a Haití era con una fuerza internacional que ayudara a la policía de Haití, pero que lo apoyara para llevar la pacificación de ese país», recordó.

El gobernante expresó que muchos pensaban que era un exceso en ese momento y que lamentablemente ha transcurrido un año, después de muchas situaciones y tragedias, especialmente del pueblo pobre haitiano que es el que está sufriendo.

RD solo dará apoyo diplomático

«Yo espero que la comunidad internacional y nosotros actuaremos en lo posible, obviamente nunca interviniendo en ninguna fuerza que vaya a pacificar ese país porque nosotros no vamos a intervenir, pero sí desde el punto de vista diplomático. Creo que hemos logrado un gran avance y hoy la comunidad internacional está verdaderamente preocupada por esa situación», manifestó.

Insistió que continuará haciendo las gestiones diplomáticas como lo ha venido haciendo el país.

Sobre la solicitud de intervención que hizo el primer ministro de Haití, Ariel Henry, consideró que es una petición sensata, lógica y patriótica del Gobierno haitiano solicitar apoyo a la comunidad internacional para enfrentar la crisis humanitaria que vive ese país.

«En el caso de que la ONU haga una intervención, un 70 % ahora mismo está controlada en el territorio por bandas, especialmente en el sur y el otro 30 % no. Ellos pueden perfectamente hacer zonas especiales en Haití de protección», expresó.

Agregó que en caso de que haya en Haití en una primera etapa una intervención pacífica, señaló que el Gobierno cerraría y bloquearía la frontera.

«Así como no vamos a accionar nosotros de manera militar, es muy peligroso para la integridad dominicana nosotros recibir asilados aquí en el país. Eso de ninguna manera yo lo permito, eso es muy peligroso y la mayor asistencia humanitaria que les estamos dando a los haitianos es nuestra asistencia diplomática para que protejan a la gente pobre de Haití, que es la que está sufriendo», enfatizó.

También, destacó el hecho de que en los hospitales dominicanos se atiende a muchos haitianos que viven en el país y a otros que llegan.

«Mayor ayuda humanitaria no puede darle ningún país; no se la ha dado ningún país, como nosotros se la hemos dado a Haití, pero yo de ninguna manera aceptaré aquí ningún asentamiento, aun sea por situación humanitaria allá», sentenció Abinader.

Dijo esperar que si hay algún nivel de fuerza especial, no habría la necesidad de asentamientos en el país porque ellos lo harían en el mismo Haití.

El jefe de Estado indicó que hasta junio de este año no había la preocupación real como la que existe ahora sobre el tema haitiano y de migración.

Expuso que ya hay esa conciencia y muestra de ello es la última reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, donde ya están dispuestos a organizarse y están lo suficientemente activos y preocupados por el problema haitiano que, dijo, es ya un tema regional.

Por primera vez, precisó, CARICOM y República Dominicana están actuando con unidad de criterios sobre el tema haitiano, cuando tradicionalmente solo había diferencias sobre este aspecto.

Realiza recorrido por valla fronteriza inteligente

Posteriormente, el Presidente Abinader realizó un recorrido para supervisar los avances de los trabajos de la valla fronteriza inteligente.

En el recorrido, el director de Planes y Operaciones del Ministerio de Defensa, general de brigada Rafael Antonio Núñez Veloz, ofreció explicaciones acerca de los avances en la construcción de dicha verja.

«Esta etapa contempla 54 kilómetros de verja física, unas 20 torres de vigilancia, unas 11 puertas de acceso para permitir el patrullaje de seguridad en la parte occidental de la verja y también 54 kilómetros de camino que va a permitir el tránsito y poder obtener una respuesta no mayor de 5 o 6 minutos en los lugares en donde los medios de tecnología detecten un evento», explicó el general de brigada Núñez Veloz.

Además, indicó, que en la pirámide 18 ya se han construido unos 2,000 metros de verja física.

Sostuvo que la etapa incluye 6 tramos que van desde la pirámide 1 en la comunidad de Pepillo Salcedo y concluye en Las Maras, en la pirámide 21, con una longitud de 25 kilómetros.

El director de Planes y Operaciones del Ministerio de Defensa, también explicó sobre el tramo de la frontera en la provincia de Elías Piña.

«En Elías Piña hay un tramo, que es el tramo 2; este incluye tanto torres como puertas, que son 4, con unos 4 kilómetros de longitud. En la actualidad está el terreno preparado ya, rellenado y desglosado, que tiene que ver el trenchado y levantar la verja», dijo.

Igualmente habló también sobre los trabajos en Jimaní, donde dijo que hay unos 17 kilómetros, los cuales están divididos en tres tramos.

«Un tramo de 14 kilómetros que va desde la pirámide 239 y termina en la pirámide 248; otro tramo que va desde la pirámide 249 y termina en la 250, en la parte occidental norte del lago Azuey, y el otro tramo es de 1 kilómetro que inicia en la pirámide 251 justo donde está la puerta internacional entre Malpasse y Jimaní y llega hasta la pirámide 252 y, por último, hay un tramo de unos 8 kilómetros que va desde la pirámide 311, que es donde concluye lo que es la línea en la parte sur, y este tramo llega hasta la pirámide 204», indicó.

Precisó que en sentido general son 54 kilómetros de verja física, 20 torres de vigilancia, 11 puertas y 54 kilómetros de camino.

Presidencia

BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI