Altas Cortes – Denuncia

SANTO DOMINGO.- Una jueza de la provincia de Santo Domingo autorizó espiar el teléfono de la presidenta de la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito


Las siglas que utilizó la Procuraduría General de la República para su solicitud de la intervención telefónica fue B.N.I., que no corresponden al nombre de la magistrada pero si es correcto el número telefónico intervenido.
El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, alega que estaban realizando una investigación a una persona vinculada al narcotráfico.

Espionaje telefónico


La resolución donde la jueza interina autoriza intervenir el número de teléfono que utiliza por más de diez años Germán Brito, es la 2018-DAUT-09961.La solicitud fue hecha el 24 de noviembre de 2018, a las 11:15 de la mañana, por el procurador general.
Odania Lapaix Mejía, quien actuó como juez suplente de la provincia Santo Domingo, es una jueza de Paz que es utilizada como juez suplente en otros tribunales, con más frecuencia en la Oficina de Atención Permanente de Las Caobas.

“Yo lo ignoraba”.


El teléfono es de la compañía Claro Codetel, la jueza Germán Brito, lleva varios años usándolo.
Esta mañana la magistrada Germán Brito fue consultada al respecto y dijo: “Yo lo ignoraba”.
El caso trascendió cuando el periodista Danny Alcántara, hizo la denuncia en el programa Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión, canal 9:

“El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, pidió la intercepción del teléfono de la jueza Germán Brito, con una sigla que en nada tiene ver con el nombre de la magistrada”.


Alcántara planteó que estaría dispuesto a llevar al presidente de la República las informaciones que posee sobre el caso.
El comunicador dijo que una gran cantidad de personas están siendo afectadas con actitudes de esa naturaleza.
Periodistas, jueces, fiscales se han visto afectados con las intervenciones que con su número de teléfono lo solicitan a nombre de otra persona.


La Procuraduría General de la República tiene funcionarios que disfrutan ese tipo de acciones de dañar imagen y reputaciones de personas, sostuvo Alcántara.


Diferentes sectores de la sociedad han criticado el comportamiento del procurador general de la República frente a la magistrada Germán Brito, durante la entrevista de evaluación el lunes, sin embargo al día de hoy el presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Mariano Germán Mejía, no se ha pronunciado al respecto ni tampoco asumió un papel de defensa el pasado lunes.

“Prepotencia y el caliezaje” del Procurador


El ex vicepresidente de la República Rafael Alburquerque declaró que el país se encuentra indignado por la afrenta que tuvo el procurador Jean Alain Rodríguez durante la evaluación de desempeño de la jueza Germán Brito en el Consejo Nacional de la Magistratura.


Alburquerque expresó que la “prepotencia y el caliezaje” que tiene el procurador general debería provocar su destitución.
“El país (está) indignado por la afrenta perpetrada a un ícono de la justicia, como lo es la magistrada Miriam Germán. La prepotencia, las ínfulas y el caliesaje del PGR deberían provocar su destitución”, escribió Alburquerque en su cuenta en la red social Twitter.


La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, también publicó en su cuenta de Twitter su inconformidad sobre la forma en que actuó el procurador general de la República frente a Germán Brito.


El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, alega que estaban realizando una investigación a una persona vinculada al narcotráfico.
La resolución donde la jueza interina autoriza intervenir el número de teléfono que utiliza por más de diez años Germán Brito, es la 2018-DAUT-09961.
La solicitud fue hecha el 24 de noviembre de 2018, a las 11:15 de la mañana, por el procurador general.
Odania Lapaix Mejía, quien actuó como juez suplente de la provincia Santo Domingo, es una jueza de Paz que es utilizada como juez suplente en otros tribunales, con más frecuencia en la Oficina de Atención Permanente de Las Caobas.
El teléfono es de la compañía Claro Codetel, la jueza Germán Brito, lleva varios años usándolo.
Esta mañana la magistrada Germán Brito fue consultada al respecto y dijo: “Yo lo ignoraba”.


El caso trascendió cuando el periodista Danny Alcántara, hizo la denuncia en el programa Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión, canal 9: “El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, pidió la intercepción del teléfono de la jueza Germán Brito, con una sigla que en nada tiene ver con el nombre de la magistrada”.
Alcántara planteó que estaría dispuesto a llevar al presidente de la República las informaciones que posee sobre el caso.
El comunicador dijo que una gran cantidad de personas están siendo afectadas con actitudes de esa naturaleza.


Periodistas, jueces, fiscales se han visto afectados con las intervenciones que con su número de teléfono lo solicitan a nombre de otra persona.
La Procuraduría General de la República tiene funcionarios que disfrutan ese tipo de acciones de dañar imagen y reputaciones de personas, sostuvo Alcántara.
Diferentes sectores de la sociedad han criticado el comportamiento del procurador general de la República frente a la magistrada Germán Brito, durante la entrevista de evaluación el lunes, sin embargo al día de hoy el presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Mariano Germán Mejía, no se ha pronunciado al respecto ni tampoco asumió un papel de defensa el pasado lunes.


El ex vicepresidente de la República Rafael Alburquerque declaró que el país se encuentra indignado por la afrenta que tuvo el procurador Jean Alain Rodríguez durante la evaluación de desempeño de la jueza Germán Brito en el Consejo Nacional de la Magistratura.
Alburquerque expresó que la “prepotencia y el caliezaje” que tiene el procurador general debería provocar su destitución.
“El país (está) indignado por la afrenta perpetrada a un ícono de la justicia, como lo es la magistrada Miriam Germán. La prepotencia, las ínfulas y el caliesaje del PGR deberían provocar su destitución”, escribió Alburquerque en su cuenta en la red social Twitter.
La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, también publicó en su cuenta de Twitter su inconformidad sobre la forma en que actuó el procurador general de la República frente a Germán Brito.

Lea aquí las cartas que presentó el Procurador contra la jueza Miriam Germán Brito

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, presentó en el primer día de evaluación a los aspirantes a jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), dos cartas anónimas, y otra de un juez, en las que se cuestiona el proceder ético de la magistrada Miriam Germán, presidenta de la Segunda Sala Penal de ese tribunal, y quien aspira a quedarse en el cargo.

A continuación el texto íntegro del careo entre el procurador y la magistrada Germán, quien a su vez se defendió de todas las imputaciones que ponían en duda sus 40 años de ejercicio en la judicatura.

En esta transcripción la puntuación es del Periódico Hoy.

Jean Alain Rodríguez (JAR): Le comunico que las tres cartas responden a comunicaciones que hemos recibido de temas que son de gran interés nuestro, del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y de un servidor, y que, como ha dicho el presidente del Consejo, el presidente de la República, usted está en pleno derecho de contestarlas o no. Es de mi interés personal que ojalá pueda contestarlas.

Y leo la primera comunicación puesta en nuestras manos de forma íntegra. Señores Procuraduría General de la República, 11 de diciembre 2018.

Distinguidos señores, como ciudadana preocupada por el curso que están tomando en nuestro país los procesos contra la corrupción, y los casos sonoros que involucran a políticos y/o empresarios, veo con gran inquietud que sean confirmados como jueces personas que a mi entender no se han comportado con la ética y la transparencia propias de la SCJ. Me refiero a la eventual posibilidad de que la magistrada Miriam Germán se presente nuevamente como aspirante a repetir en su cargo en la SCJ.

Antes de presentar los nuevos hechos y denuncia, debo primero recordar que desde mediados del año 2017, justo antes de que fueran apresados los imputados del famoso caso Odebrecht, circuló en las redes sociales y algunos medios de comunicación la versión de que la magistrada Miriam Germán Brito sostenía frecuentes reuniones con el imputado Víctor Díaz Rúa en su villa, en San José de Ocoa.

Posteriormente, la magistrada Miriam Germán reconoció, mediante comunicación del 23 de mayo de 2017 que fue publicada en todos los medios, tener una relación de amistad con Díaz Rúa, y que en caso de que el llamado caso Odebrecht llegase a la SCJ, no ser considerada para ninguna participación ni como juez de Instrucción Especial ni como miembro del pleno, si llegare el caso. Expresando la magistrada que esa decisión no tenía marcha atrás, y que se consideraba excluida de todo lo relativo al proceso que dio origen a su comunicación. Al ser amigos reconocidos esa era la decisión correcta.

A pesar de haberse autoexcluido de forma irrevocable del proceso, posteriormente la magistrada Germán Brito, de manera sorpresiva, viola su propia palabra y decide presidir y participar como jueza de ese mismo caso en las audiencias de Odebrecht, y hasta varió la prisión preventiva dispuesta por el magistrado Francisco Ortega y puso en libertad a casi todos los imputados por corrupción. Recordando que la magistrada Germán, en ese juicio, votó disidente pidiendo la libertad de todos los imputados por corrupción, incluyendo la de Díaz Rúa, pero no lo logró con este último.

En esa audiencia que prometió no participar, y que liberó a parte de los imputados, la magistrada Germán Brito calificó extemporáneamente de débil el expediente del caso, vertiendo consideraciones propias de un abogado de la defensa de los imputados. Eso es extraño, pues el expediente había sido depositado dos días antes en el tribunal, pero había sido subido apenas dos horas antes de la audiencia a su oficina, por lo que es totalmente imposible que ella pudiera haber leído un expediente de miles de páginas en dos horas, y preparar un documento concluyendo que se trataba de un documento débil.

Esos mismos argumentos, casualmente, fueron utilizados también por los abogados de los imputados como si fuera una estrategia conjunta. Expuesto lo anterior, por la gravedad del hecho aquí viene mi denuncia y pregunta.
Le ruego magistrado preguntar, por qué en el caso más grave de corrupción de nuestro país la magistrada Germán continúa sosteniendo reuniones ocultas con el señor Díaz Rúa; y de manera especial por favor pregúntele si es cierto que el día 5 de febrero de 2018, aproximadamente a las 6:30 p.m., el señor Fernando Haché, asistente de Víctor Díaz Rúa, pasó a recogerla de forma clandestina por su casa a bordo de un Toyota Camry negro, placa A695832, y hacia dónde fueron.

Pregúntele, si en medio de este escándalo se reunió de forma oculta con Díaz Rúa en la torre Maribentos, en la calle Núñez Domínguez, por espacio de dos horas, en el apartamento 9B, propiedad de Víctor Díaz, a través de una de sus empresas .

Nos interesa saber qué conversaba con el imputado Díaz Rúa, para quien pidió libertad, y de forma oculta en pleno desarrollo del caso más grande de corrupción. Y si todo esto fuera poco, pregunte por favor si el 22 de noviembre de 2017, a las 2:00 p.m., si se reunió o no también con el licenciado Santiago Rodríguez, íntimo amigo de Víctor Díaz y abogado del imputado Conrado Pittaluga, en la Librería Cuesta, en la avenida 27 de Febrero con Lincoln. También pregúntele, por qué el chofer de la magistrada Germán, Paúl Ricardo Smith, le lleva documentos al abogado del imputado Conrado Pittaluga, Santiago Rodríguez, a una oficina ubicada en la calle Juan Sánchez Ramírez esquina Benito Monción, Gascue.

Honorable magistrado, soy responsable de mis denuncias, para el caso que la magistrada Germán quiera negarse, aquí le remito fotos y videos de esas reuniones para que usted se las muestre a ella y al país, las cuales fueron tomadas en las vías y espacios públicos, en ejercicio de mis derechos como ciudadana.

Pregúntele por favor cómo es posible que, después de ella reconocer públicamente su amistad con Víctor Díaz, se reúna con él a escondidas, utilizando el vehículo de su asistente y en propiedades a nombre de testaferros de este, y que pretenda juzgarlo siendo uno de los principales acusados de soborno y corrupción en el caso Odebrecht. Pregúntele por qué se junta de forma oculta con el abogado del imputado Conrado Pittaluga en medio de este proceso; pregúntele por favor que le entregó su chofer en ese sobre al abogado de Conrado Pittaluga, pregunte por favor, si esa amistad es tan inocente, por qué deben reunirse a escondidas, pero además pregunté con qué finalidad se realizan esas reuniones ocultas. Eso, si no es ilegal, es de poca ética y transparencia y merecemos una respuesta. Ojalá ella pueda aclarar esto en el CNM.

Miriam Germán (MG): ¿Quién firma eso?

JAR: No, es anónimo, y tenemos la obligación de permanecer con el anonimato.

MG: ¿Anónimo?

JAR: Como deben ustedes saber, el procurador general de la República tiene la obligación de mantener el anonimato, tal como dispone la Ley Orgánica del Ministerio Público a toda denuncia.

MG: En todo este asunto yo he visto en Twitter refiriéndose a mí, algunos voluntariamente y otros por encargo. En cuanto a la amistad con Díaz Rúa, yo dije que no iba a conocer ni como juez de Instrucción Especial ni como juez del pleno, y así ha sido. Si el procurador, con su servicio de inteligencia, tenía todas esas informaciones, cuando yo subí a la medida de coerción debió recusarme, y sencillamente subí ahí porque decidí que era muy cómodo para alguien que no quisiera un juez, ir por ahí poniendo un tuiter y diciendo lo que le diera su bendita gana.

Entonces eso le permitía a cualquiera elegir el juez que quisiera que le juzgara. En cuanto a la amistad con Víctor, estoy… la mantengo, me ha tratado con un respeto extraordinario, él me visita, no tan frecuente, y hemos coincidido en diferentes sitios.

En cuanto a la oficina que está en la Benito Monción esquina Juan Sánchez Ramírez, esa no es la oficina de Santiago Rodríguez, de Chago, que es mi amigo del alma, y ojalá que todas las amistadas que ustedes tuvieran fueran gente como Chago, que es una persona con una formación exquisita, tanto en Derecho como en la cultura en general.

Y los paquetes misteriosos son libros que si quieren, vayan ahora y allánenle la oficina a Chago a ver qué es, y también yo le mandaba muchas cosas, no a Conrad Díaz, libros, folletos, cuestiones… era a Tony Delgado, a la oficina donde estaba Díaz Rúa. Yo, en el ejercicio profesional, no he sido discriminatoria con nadie, recibo a cualquier usuario, a quien sea. He establecido que casi yo debo tener una justicia de proximidad. Yo no ando buscando a chantajistas para que digan nada de nadie.

MG: ¿Algo más?

JAR: Sí

MG: Siga

JAR: El segundo caso, y leo la comunicación también magistrada Germán, es el siguiente, de fecha marzo 2019. Honorable magistrado, ha salido en la prensa que la magistrada Miriam Germán pretende continuar en la SCJ, sin embargo, con todo el respeto, esa magistrada debe explicarle al país cómo ella posee y disfruta de bienes que no puede justificar con el sueldo de jueza que percibe, y por qué ha estado usando a su hijo de testaferro, colocándose su nombre en bienes que él no puede justificar, pues se trata de un joven que nunca ha trabajado y que es interdicto declarado legal, del cual la magistrada Germán es la tutora legal y como tal firma las compras de este joven.

Como hecho alarmante denunciamos formalmente que la magistrada Germán posee una villa en la parcela 626 del municipio San José de Ocoa, pero la tiene a nombre de su hijo interdicto Orlando López Germán. También tiene a nombre de su hijo interdicto el apartamento 2B del Residencial Manatí, en la calle Juan Sánchez Ramírez del sector Gascue. Como ciudadano, y tratándose de una persona obligada por la ley a transparentar sus bienes, tengo derecho a saber por qué esos bienes inmuebles están a nombre de su hijo interdicto cuando en realidad son propiedad de la magistrada Germán, y queremos saber cómo generó ella para construir esa lujosa villa en Ocoa y comprar el apartamento de la capital. Pero lo más cuestionable es que, esos inmuebles, siendo realmente de ella, no figuran en su declaración jurada de bienes del año 2016, y que los haya comprado ella misma, los haga figurar como si los compró su hijo interdicto que nunca ha trabajado, lo que puede constituir falsedad en declaración jurada de patrimonio y que sea descartada como honorable juez de la SCJ.

Me despido esperando que usted tenga la suficiente entereza para denunciar lo aquí informado y presentar a los demás miembros del CNM mi denuncia. Anexo fotos de la villa y apartamento.

MG: Me gustaría ver las fotos de la hermosa villa, no lo distingo de aquí; y del apartamento también.
Este no es el lugar donde yo vivo, el lugar donde yo vivo tiene todo el frente con enredaderas colgando. Y en cuanto a la casa de Ocoa, sí, es esa. Y le voy a decir una cosa, yo tengo cuatro hijos, dos de ellos nacieron fuera del matrimonio. Su padre era el doctor Antonio López Rodríguez, quien tenía una casa en Las Mercedes, tiene dos solares frente a Heminguay, tiene un terreno que da a la Charles de Gaulle que en título tiene 35,000 metros pero en posesión tiene 20,000. Yo tenía una casa en Las Praderas, la vendí, un apartamento en Las Praderas, lo vendí; se vendió la casa de Las Mercedes, y el papá de esos dos muchachos tuvo una cantidad extraordinaria de obras de arte de Colson, de Hernández Ortega y de Virgilio Méndez, y muchísimas cosas más.

Y no es que yo use a mi hijo de testaferro; y usted ha tenido el mal gusto de decir que es, ahorita usé el término con capacidad diferenciada, usted dice que es un interdicto. Entonces en esa casa hay parte de mi dinero y hay parte de el de él, porque lo que saqué de la venta de la casa se lo regalé a él, y con lo que él tenía de lo que le tocó de su padre, le gustaba el campo y se hizo esa construcción. Por cierto que el ingeniero que la hizo se suicidó hace unos meses.

Y otra cosa, mire, de esas propiedades que tiene en la Charles de Gaulle y frente a Heminguay, más unas propiedades en una zona arrocera de San Francisco de Macorís, por ahí, y otras propiedades que tienen, esas eran de su padre. Y de eso, lo único que yo tengo es una deuda de tres millones de pesos con el BHD, que tomé el préstamo para pagar el IPI de la propiedad de la Charles de Gaulle y de las otras dos, y me hizo tres millones de pesos porque logré que me le quitaran la mora y los recargos.

MG: ¿Sus agentes especiales no llegaron ahí?

JAR: No llegaron ahí, pero sí me entregaron un contrato, todas las personas que conocemos porque mucha gente le entrega información a uno, son denunciantes, no son agentes. Pero sí nos dieron los contratos de compra y venta donde no se hace ver ningún tipo de donación ni ningún tipo de herencia.

MG: Yo le mandé al Consejo una lista de todo lo que yo había percibido y de dónde venía cada cosa que le había comprado a mi hijo. Entonces yo no sé…

JAR: Tercero y último. Esta es una comunicación que recibimos magistrada por parte del juez José Gregorio Bautista Vargas, juez de la Segunda Sala de Trabajo de la provincia Santo Domingo, firmada por el propio juez, cuyos detalles traemos a su conocimiento sencillamente para que nos diga si es cierto o no.
Él se refiere al caso Risik, el caso de un presunto narcotraficante que fue apresado por el Ministerio Público desde hace varios años y que hoy todavía permanece en prisión.

Él dice, que en atención a lo antes indicado, a la narrativa del caso del narcotraficante Risik, la conformación del Tribunal Colegiado de la provincia Monte Plata lo fue Juan Pablo Ortiz Peguero, presidente, Bernardo Coplin García, miembro, y yo, Gregorio Bautista Vargas, miembros constituidos únicamente para conocer el proceso seguido a los imputados Wilton Risik Rodríguez y Nelson Risik Delgado. En el curso de la sustentación del proceso fui contactado y llamado, por razones inicialmente desconocidas, a la residencia personal de la jueza Miriam Germán Brito, actual presidente de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia, y por primera vez me hace una solicitud de forma inadecuada, ello aparentemente basada en la relación de cercanía por los siete años que laboré junto a ella en la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito, quien en todo momento me trató como un hijo; sin embargo, hasta ese momento no me había solicitado algo de esa naturaleza. Una vez allí me comenta que tiene un amigo español, y que dicho amigo tiene interés en saber si se puede hacer algo con el proceso seguido al Gallero, refiriéndose con ello al imputado Wilton Risik Rodríguez, palabras textuales, a lo que de inmediato respondo que no, respuesta que entendí había comprendido y dimos por terminado el tema y procedí a marcharme a mi casa. Ella nunca me había hecho propuestas de esa índole, y posterior a ese día, en el mes de abril, la jueza Miriam Germán Brito, por vía de comunicación de WhatsApp, procede a solicitar verme por segunda ocasión refiriéndome que tenía algo que comunicarme, a lo que yo intenté evadir, pero no tuve más remedio que ir a su casa.

Ella me hace referencia nueva vez al caso antes citado preguntándome si se podía hacer algo con relación al proceso en cuestión, pero le reiteré la misma respuesta negativa de la primera vez, no se puede, yo siempre estuve firme. José Gregorio Bautista Vargas, juez.

MG: El contenido de ese documento no se corresponde con la realidad. Lo que él ha dicho sí es que para mí él es como un hijo, fue como un hijo, yo quise mucho a su padre que trabajamos muchos años juntos, Julio Bautista, y no recuerdo haberle nunca solicitado nada a ese joven. Tengo entendido que él ahora está envuelto en una serie de, en un asunto de una especie de obsesión religiosa, no sé más nada, eso es mentira, no conozco a ese señor, no tengo ningún interés, no tengo fortuna personal y de este puesto me voy como salí, y si esto fuera de doble vía habláramos de usted.

JAR: Muchas gracias.

MG: Yo hace tiempo que aprendí que los demás tratan a uno no como uno es, sino como ellos son.

Presidente Danilo Medina: doña Miriam, muchas gracias, lamentamos que se haya sentido mal aquí, vamos a tratar de que esto se esclarezca.

MG: Finjus propuso unas entrevistas particulares, yo pensé que si el señor quería alegar lo que quisiera iba a hacer uso de ese recurso, pero fue mejor que lo hiciera así porque no evidencia un interés de esclarecer, sino un interés de dañar.

Fuentes

Hoy Digital

El Nacional


BANDERA