Elizabeth Mateo, Secretaria nacional de Comunicaciones del partido Revolucionario Moderno (PRM) y Directora de Comunicaciones de la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN) 2020-2024

El reloj electoral no se detiene y para quien tiene en perspectiva aspirar por primera vez a un cargo electivo en el 2024, sea en las municipales o congresules, anda justo de tiempo para comenzar a trabajar en una hoja de ruta que le permita ganar su crucial primera batalla: lograr una candidatura. Para las primeras votaciones que se llevarán a cabo en febrero del referido año restam 19 meses, y esto explica que algunos regidores, diputados, senadores y alcaldes madrugaron para salir a las calles en sus respectivas demarcaciones para reanudar el necesario contacto cara a cara con los electores.

Quien tiene intención de lanzarse al ruedo en su primer intento, probablemente desconoce la férrea competencia que se manifiesta a lo interno de los partidos entre quienes ya ostentan una posición que ganaron en los comicios del 2020, primero porque quieren reelegirse o, en segundo lugar, están convencidos que se merecen una candidatura de mayor importancia a la que ejercerán en el cuatrienio que consumió su primera mitad.

Para el «aspirante» que anhela estrenarse en estas lides, sobre todo si toca a las puertas de una de las tres organizaciones mayoritarias –partidos Revolucionario Moderno, Fuerza del Pueblo y de la Liberación Dominicana– debe ser consciente que para abrirse un espacio tendrá que superar obstáculos que, sin duda, de entrada dificultarán sus aspiraciones, a menos que sea una figura de reconocimiento popular, conocida de antemano por la ciudadanía a nivel nacional o en una demarcación determinada, capital profesional que puede endosar a las siglas que decida acogerle.

Elizabeth Mateo, directora de comunicaciones del PRM, sostiene que para lograr una candidatura «No Hay Una Vía Fácil». De hecho, lograr una precandidatura representa un gran reto, especialmente para las mujeres y los jóvenes, y la comunicadora está convencida que para hacer realidad ese sueño es vital cobijarse en las estructuras de un partido que pueda brindar su plataforma para poder competir en condiciones más equitativas, siempre será esta la mejor opción.

«En el caso del PRM, considero que es el espacio que le está brindando mayores oportunidades, en especial a las mujeres y los jóvenes, para poder competir», aseguró la comunicadora. «Todo el que desee formar parte de la contienda electoral, debe competir a través de un partido. En mi caso les invito a participar a través del PRM, por supuesto, porque entiendo que es el que tiene los valores, los ideales de lograr que la República Dominicana puedan existir las condiciones de equidad, justicia social y porque le está dando oportunidad a nuevas caras para que ejerzan el quehacer político, incentivando que personas que tradicionalmente no se involucraban en política puedan ocupar cargos de dirección incluso en la misma organización, soy un ejemplo de eso, porque entré hace unos años atrás y hoy formo parte de la estructura de dirección del partido».

Es natural que un militante tenga mucho más posibilidades de conseguir una postulación por un derecho ganado con el tiempo de servicio y experiencia en el oficio, pero los partidos, como es el caso del PRM, cuentan en sus estatutos con la figura de simpatizante que, aunque con un panorama adverso de cara a este escenario, puede entrar a la carrera con esas aspiraciones. «Las personas que no pertenecen formalmente, como miembros, está esa categoría, y otras que tienen una fuerte inclinación a la opinión y al servicio público, mientras sea de esa manera, creo que nuestro partido ha demostrado que está abierto a las alianzas con ciudadanos que quieren lograr una posición y así formar parte del cambio que estamos logrando en República Dominicana», opinó Mateo.

Por esta puerta reservada a los prospectos en calidad de simpatizantes entraron al aparato político personalidades –outsiders como también se les denomina– provenientes del arte y el espectáculo y que no solo fueron bendecidos con una candidatura sino que además recibieron el favor del voto que los llevó a la victoria en su primer intento. En las elecciones congresionales del 2020, por ejemplo, Bolívar Valera ganó una diputación en Santo Domingo Este con el apoyo del Partido de la Liberación Dominicana; la merenguera Juliana ganó una curul en esa misma demarcación con la Fuerza del Pueblo y Betty Gerónimo Santana lo consiguió en Santo Domingo Norte bajo la cobija del PRM.

«El partido ha demostrado que está abierto a las alianzas con personas que quieren ocupar una posición para formar parte del ecosistema político», señaló Mateo. «Una muestra de esto fue la gran alianza que selló el PRM con varias organizaciones de la sociedad civil que querían un cambio. Varios de sus jóvenes y figuras, de la Coalición Democrática y de Bien Común pasaron a formar parte de las candidaturas que se ofertaron en distintas provincias del país y otros desempeñan posiciones en la administración pública. En conclusión: las posibilidades existen, lo que esas personas deben hacer es integrarse, trabajar en ese sentido y siempre tener esas buenas intenciones que nos marcarán la pauta para lograr una política diferente».

Lo que vale para el PRM es aplicable para el resto de los partidos, con excepción de las organizaciones minoritarias que siempre están necesitados de militantes y simpatizantes. En estos últimos es mucho más fácil conseguir una candidatura, porque es menor la competencia. Conseguir esa postulación, representa solo la mitad del pedregoso camino que conduce a una meta a la que solo unos cuantos pueden llegar.

Requisitos para ser candidato

Es la Constitución que establece los requisitos para optar a una candidatura electiva. En el caso de diputado o senador o diputado: 1) ser dominicano o dominicana en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, 2) tener veinticinco años de edad y 3) ser nativo de la demarcación territorial que lo elija o haber residido allí por lo menos cinco años consecutivos.

Para los alcaldes, vicealcaldes, regidores, directores y vocales, la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los municipios, se agrega que la persona debe  tener domicilio en el municipio con por lo menos un año de antigüedad.

@LaVozDelPRM #SomosPRM #ContigoSomosMejores


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI