Orientación- Panorama Internacional

Necesitamos un periodismo libre, al servicio de lo verdadero, lo bueno, lo justo.

El Papa Francisco exhortó a trabajar “según la verdad y la justicia, para que la comunicación sea verdaderamente un instrumento para construir, no para destruir; para encontrarnos, no para chocar; para dialogar, no para monologar; para orientar, no para desorientar; para comprender, no para incomprender; para caminar en paz, no para sembrar odio; para dar voz a los que no la tienen; para dar voz, no para ser un megáfono a los que gritan más fuerte”.

El Papa pide a los periodistas «hechos, objetividad y afán de precisión» para combatir las ‘fake news’

«Hechos» en lugar de «fake news», «objetividad» en lugar de «habladurías» y «afán de precisión» en lugar de «títulos aproximados». Eso es lo que el Papa Francisco ha pedido hoy a los periodistas al recibir una delegación de profesionales de la comunicación católicos y evangélicos de la República Federal de Alemania. 

No seáis los altavoces de quienes gritan más fuerte y recordar las guerras y situaciones olvidadas, son algunos de los consejos de la lección de buen periodismo que el papa impartió este sábado a los corresponsales extranjeros en Italia a quienes recibió con sus familias en el Vaticano.

Los cerca 400 periodistas acreditados en la asociación de la Prensa Extranjera de Roma y que normalmente cubren las audiencias que celebra el papa, esta vez eran protagonistas. El discurso era para ellos.

Y también fueron ellos quienes dirigían su discurso a Francisco, representados por la presidenta de la asociación, la estadounidense Trisha Thomas, quien habló al papa de la necesidad de que el periodismo luche contra las noticias falsas y también con el odio que fluye en las redes sociales y citó los varios periodistas que han muerto recientemente ejercitando su trabajo.

Iglesia aprecia el trabajos de periodista

En la Sala Clementina del palacio apostólico repleta para esta ocasión, Francisco comenzó su discurso asegurando que “aprecia” el trabajo de los periodistas y que “también la Iglesia lo aprecia, incluso: “cuando metéis el dedo en la llaga, y cuando la llaga está en la comunidad eclesiástica”.

Era desde 1988 cuando el papa san Juan Pablo II acudió a la sede de la asociación de la prensa extranjera y después les invitó a la residencia de Castelgandolfo con sus familias, que un pontífice no se reunía específicamente con los reporteros extranjeros.

Lo primero que recibió Francisco fue el carné de socio de la Prensa Extranjera y una invitación a que vaya a la sede como hizo Karol Wojtyla

Resultado de imagen para papa francisco con los periodistas

Expresa su deseo de que no falten nunca en los medios las buenas noticias, «las muchas buenas noticias que vale la pena contar y que dan esperanza»

En su discurso, el papa exhortó a los presentes a que realmente la “comunicación sea un instrumento para construir y no destruir”, “que no siembre el odio, que dé voz a quien no tiene voz, y que no sirva de megáfono a quien grita más fuerte”.

El Papa Francisco recibió este 18 de mayo a los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera en Italia a quienes le pidió trabajar a favor de “la verdad y la justicia” y promover la esperanza.

En el discurso pronunciado durante la audiencia realizada en la Sala Clementina del Vaticano, el Santo Padre expresó a los periodistas extranjeros estima por su trabajo “incluso cuando ponen el dedo en la llaga” pero añadió que “quizás la llaga está en la comunidad eclesial”.

En esta línea, el Papa aseguró que su trabajo es valioso porque “contribuye a la búsqueda de la verdad, y solo la verdad nos hace libres”.

“Aprecio el compromiso con el que llevan a cabo su trabajo que, vivido con espíritu de servicio, se convierte en una misión. Durante mis viajes apostólicos, puedo ver el esfuerzo que implica. Además, viven lejos de sus países de origen y se encuentran con el país en el que trabajan, sabiendo cómo captar sus aspectos positivos y negativos”, expresó el Papa.

Resultado de imagen para papa francisco con los periodistas

Todos somos actores. El mal nos puede alcalzarnos a todos

Además, Francisco citó las palabras de Benedicto XVI quien afirmó que “a veces los medios de comunicación tienden a hacernos sentir siempre ‘espectadores’, como si el mal solo afectara a otros, y ciertas cosas nunca nos podrían pasar. En cambio, todos somos ‘actores’ y, para bien o para mal, nuestro comportamiento influye en los demás».

Por ello, el Santo Padre los exhortó a trabajar “según la verdad y la justicia, para que la comunicación sea verdaderamente un instrumento para construir, no para destruir; para encontrarnos, no para chocar; para dialogar, no para monologar; para orientar, no para desorientar; para comprender, no para incomprender; para caminar en paz, no para sembrar odio; para dar voz a los que no la tienen; para dar voz, no para ser un megáfono a los que gritan más fuerte”.

Por otro lado, el Papa destacó la importancia de la humildad que “puede ser un elemento fundamental” de la profesión periodística. “El periodista humilde es un periodista libre. Libre de condicionamientos. Libre de prejuicios, y por ello, valiente”, afirmó.

En esta línea, el Santo Padre recordó los muchos periodistas que son asesinados por realizar su labor en todo el mundo y añadió que “la libertad de prensa y de expresión es un indicador importante del estado de salud de un país”.

Necesitamos un periodismo libre, al servicio de lo verdadero, lo bueno, lo justo

“Necesitamos un periodismo libre, al servicio de lo verdadero, lo bueno, lo justo; un periodismo que ayude a construir la cultura del encuentro. Necesitamos periodistas que estén del lado de las víctimas, del lado de los perseguidos, del lado de los excluidos, de los descartados, de los discriminados”, dijo el Papa.

los periodistas humildes no son mediocres.

Por otro lado, Francisco advirtió que “los periodistas humildes no son mediocres, sino más bien conscientes de que a través de un artículo, un tuit, una televisión o una radio en directo se puede hacer el bien, pero también, si no se es cuidadoso y escrupuloso, el mal se hace a los demás y a veces a comunidades enteras”.

Por ello, el Papa pidió tener atención con las noticias falsas (“fake news”, en inglés). “La información falsa puede extenderse hasta el punto de parecer auténtica. Por esta razón, los periodistas siempre deben considerar el poder de la herramienta a su disposición, y resistir la tentación de publicar noticias que no han sido suficientemente verificadas”.

“En un momento en que mucha gente está difundiendo noticias falsas, la humildad te impide vender el alimento dañado de la desinformación y te invita a ofrecer el buen pan de la verdad”, dijo.

En este sentido, el Pontífice aconsejó algunas actitudes que el periodista debe cultivar, como no alimentar los eslóganes, que, “en lugar de poner en marcha el pensamiento, lo anulan»; no crear estereotipos; no conformarse con representaciones cómodas que retratan a «los individuos como si fueran capaces de resolver todos los problemas, o por el contrario como chivos expiatorios, sobre los que descargar toda la responsabilidad».

Demasiadas palabras hostiles

De este modo, el Santo Padre alertó que actualmente hay “demasiadas palabras hostiles” y explicó que el decir cosas malas sobre los demás “se ha convertido en un hábito para muchos, junto con el de clasificar a las personas” por lo que exhortó a recordar siempre que “cada persona tiene su dignidad intangible, que nunca se le puede quitar”.

El periodista humilde y libre trata de decir lo bueno..

Por último, Francisco explicó que “el periodista humilde y libre trata de decir lo bueno, aunque más a menudo es el mal el que hace las noticias” por lo que animó a seguir informado “esa parte de la realidad que gracias a Dios sigue siendo la más extendida: la realidad de los que no ceden a la indiferencia, de los que no huyen ante la injusticia, sino que construyen con paciencia y en silencio. Hay un océano sumergido de bien que merece ser conocido y que da fuerza a nuestra esperanza”.

«Asuman decididamente posición por el bien precioso de la libertad humana»

“Desde hace tiempo –dijo el Papa- somos testigos de una preocupante evolución en el mundo: la contestación del derecho a la vida, el avance de la eutanasia, la negación de la igualdad social, la falta de integración, la violación de la dignidad humana y de la libertad de conciencia. En este contexto, compete a los medios de comunicación públicos la responsabilidad de asumir decididamente posición por el bien precioso de la libertad humana. Y las Iglesias los sostienen en este servicio, ya que se les confío la misión de Cristo, que vino entre los hombres ‘para que tengan vida y la tengan en abundancia’”. 

Francisco finalizó sus palabras agradeciendo el trabajo de los periodistas y les recordó que “coloquen a las personas en el centro de su atención, con la intención de dar su aporte para que sus vidas sean y sigan siendo dignas de ser vividas”. 

“Espero que en sus programas nunca falten las cosas buenas, las muchas buenas noticias que vale la pena contar y que dan esperanza. ¡Qué el Señor los acompañe con su bendición, con su cercanía en su actividad! Y por favor no se olviden de rezar por mí. Danke”, concluyó el Papa.

Al finalizar la audiencia, el Papa Francisco saludó a cada uno de los periodistas presentes con sus familias y les regaló una copia del libro “Comunicar el bien. Las palabras del Papa Francisco”. Este volumen fue editado por la Librería Editorial Vaticana (LEV) en italiano y recopila algunos discursos de Jorge Mario Bergoglio – Papa Francisco en materia de comunicación.

“Los invito a ser un espejo que sepa reflejar la esperanza. Y deseo que sean mujeres y hombres humildes y libres, que son los que dejan una buena huella en la historia”, concluyó.
Papa Francisco

Fuentes

Aciprensa

Religión Digital

El Nuevo Diario


BANDERA ESTAMOS TRABAJANDO PARA TI