Dra. Encarnación, especialista en cardiología y expresidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología

La especialista en cardiología y expresidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología abogó porque en el país se pongan en marcha programas de capacitación en respiración cardiopulmonar, debido a que los primeros ocho minutos de ocurrir el evento son vitales para revertir sus efectos mortales. Recordó que el 70 por ciento de los pacientes que fallecen a causa de un evento cardiovascular súbito es debido a un infarto al miocardio.

Pidió al Estado dominicano, junto con los ministerios de Educación, Salud, Sociedades Médicas Especializadas, Colegio Médico y demás autoridades nacionales implementar la realización de talleres de reanimación cardiopulmonar desde las escuelas creando esta cultura y práctica en la población.

Además consideró indispensable dotar las ambulancias de desfibriladores externos y que esas mismas herramientas estén disponibles en lugares como aeropuertos, estadios, universidades, centros deportivos y otros espacios de gran concurrencia y tránsito.

Encarnación, quien es la encargada del departamento de arritmias del Hospital Metropolitano de Santiago, HOMS, recordó que un infarto ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre que va al corazón, generalmente provocado por placas de colesterol que se acumulan y son capaces de obstruir las arterias que llevan sangre y oxígeno al corazón.

Advirtió que los primeros ocho minutos siguientes a un colapso cardiovascular, de la persona sin pulso, serán cruciales para su vida, ‘’el tiempo es determinante aquí, ’’ señala la especialista, según documento de prensa.

Síntomas

Sobre la sintomatología que más debe poner en alerta a un individuo, refiere el dolor ‘’opresor’’ de pecho, aunque puede presentarse en espalda, cuello, brazos o mandíbula.

Expresó que en ocasiones se presentan mareo, decaimiento, falta de aire, entre otros aspectos que deberán llamar ‘’nuestra’’ atención y acudir de inmediato al cardiólogo de cabecera u hospital cercano.

Dijo que siempre hay que revisar los factores de riesgo cardiovasculares en cada individuo y darle seguimiento para un adecuado control una vez detectados y que a partir de los 35 años en el hombre es una condición de cuidado para el manejo.

Listin Diario

BANDERA