Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo

Santo Domingo, República Dominicana. (Julio 2021). El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton, afirmó que la solución de la carencia de agua potable y su distribución a través de sistemas   colectivos y eficientes, el manejo adecuado y permanente de los desechos sólidos y la reducción de las pérdidas del líquido, demanda del Estado Dominicano un Pacto Nacional del Agua a largo plazo cuya inversión total rondaría  los ocho mil millones de dólares.

“Solucionar esa deuda social, que ya muestra rasgos de vergüenza durante tantos años, requerirá un esfuerzo del Estado Dominicano en un periodo estimado de más de 15 años o más para empezar a ver la solución en términos de calidad de un servicio tan vital como el agua”, indicó Ceara Hatton.

Expresó que la “vergüenza nacional” de no poseer un manejo de agua potable y de riego con estándares de calidad deviene en la aparición de enfermedades ya superadas en otras regiones del mundo.

“No puede ser que el 50% de la población tenga acceso al agua potable y que el 80% del manejo de agua riego sea ineficiente por pérdidas en los sistemas de distribución. Eso hay que resolverlo y tomará tiempo pero ya hay que empezar a resolver el problema”, expresó Ceara Hatton.

Sobre los ocho mil millones de dólares para la solución del agua a nivel nacional, el economista e investigador social señaló que el dinero debe ser el producto de un gran acuerdo nacional como se plantea en el Pacto del Agua, recientemente firmado en el Palacio Nacional.

Dijo que la inversión se hará por etapas a partir del 2021 hasta 2024 y que luego seguirá porque la intención es insistir en la continuidad de Estado para resolver un problema tan acuciante para la sociedad dominicana.

Dijo que en el Pacto del Agua se acordó que la solución requiere la inversión y el diagnóstico de las ciudades y las comunidades donde se necesitan acueductos, alcantarillados y plantas de tratamiento de saneamiento de agua y manejo de desechos sólidos.

“Solamente el cinco por ciento de las aguas residuales tienen tratamiento lo que significa que el resto (95%) se lo traga el subsuelo y al final desemboca en todos los acuíferos. Es un problema que hay que resolver y requiere un compromiso de Estado, no de cada gobierno que llegue empiece a inventar y a discutir. Es un problema diagnosticado que ya tiene una propuesta: el Pacto Nacional del Agua”, afirmó.


Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo

BANDERA