Claves para educar a un hijo adolescente

Ser padres no es fácil; educar a un hijo adolescente es una tarea difícil que requiere de mucha paciencia e inteligencia emocional. Es conveniente saber cómo inculcar valores y límites adecuados para que puedan crecer con madurez y responsabilidad.

A veces, como padres, sentimos que necesitamos ayuda para entender lo que nuestros hijos necesitan. Por ello, en este artículo te daremos algunos consejos para educar a un hijo adolescente que pueden serte de ayuda.

Claves para educar a un hijo adolescente
Hay algo muy importante a tener en cuenta: es necesario que tanto el padre como la madre, si están presentes en la vida del adolescente, estén de acuerdo en la educación de los niños; que enseñen los mismos valores y tengan los mismos propósitos.

  1. Ofrecerle nuevos derechos, pero también deberes, para educar a un hijo adolescente

Ofrecerle nuevos derechos, pero también deberes es vital para educar a un hijo adolescente.

Cuando entran en la adolescencia, los hijos comienzan a hacernos más exigencias. Se vuelven más tozudos, orgullosos y con reacciones que no logramos entender.

Están creciendo y adentrándose en el mundo de los adultos, pero tienen todavía pies de niño. Y no es fácil. Piensa en ellos como en un pequeño caos hormonal y personal dentro del cual tienen que encontrarse como las personas que serán.

Para educar a un hijo adolescente es necesario crear oportunidades de aprendizaje. Ellos exigen más derechos y libertades sin ver con objetividad si sus acciones tienen riesgos o no. Lo mejor que podemos hacer es mantener un equilibrio con el tema derechos-deberes:

Puedes permitirles salir el fin de semana, siempre y cuando hayan cumplido con sus obligaciones escolares.

También, que vengan a casa a la hora establecida.

En caso de llegar más tarde o saltarse alguna norma, deben perder privilegios.

Es necesario exigirles que se responsabilicen de sus estudios y sus acciones.

Lo importante es que todo adolescente aprenda que la vida está llena de normas y exigencias, no solo para ellos, sino también para los adultos.

Recuerda también que, si estableces normas, deben estar bien definidas y ser flexibles, como se señala en esta publicación de la revista Educar, de la Universidad Autónoma Metropolitana-Plantel Xochimilco, México.

Siguenos en nuestras redes sociales

Facebook LaVozDelPRM
Twitter LaVozDelPRM
Instagram LaVozDelPRM
Youtube LaVozDelPRM

mejorsalud


BANDERA