Compartir

Opinión

La corrupción blindada, el enriquecimiento ilícito sin control ni límite, en total blindaje, han sido estímulo para el robo y el crimen. Muchas acciones totalmente cuestionables y comprobadas, no pueden juzgarse. Ellos son el ejemplo de un robo tranquilo El mensaje es que se puede robar sin tener consecuencia. Robos de altura sin un régimen de castigo. Una conducta que avergüenza.

Sociedad en deterioro consecuencia de diversos factores.

Fuente El Día