PRM
Noticia

TSE parcializado sería golpe mortal para democracia

En vísperas de la reunión del Consejo Nacional de la Magistratura en la que se escogerá a los nuevos integrantes del Tribunal Superior Electoral (TSE), el Partido Revolucionario Moderno (PRM) reitera su posición de que es imprescindible para la preservación de la institucionalidad democrática en nuestro país, que se produzca una renovación total de los jueces de ese organismo, a fin de que la prevalencia y la defensa de los derechos electorales del ciudadano y la actuación de los partidos políticos pueda ser garantizada por un estricto cumplimiento de la ley mediante decisiones justas y equilibradas.

Para el sistema electoral de la República Dominicana es vital que en la designación de los miembros y suplentes del Tribunal Superior Electoral primen los criterios de independencia política, imparcialidad, capacidad y reconocida solvencia moral, a fin de que respondan al sagrado deber de cumplir con lo establecido en las leyes y la Constitución de la República al margen de los intereses de algún partido político.


Durante largos meses hemos sido reiterativos en nuestro firme rechazo del método de reparto partidario que ha demostrado ser funesto para la democracia dominicana y para la vida interna de los partidos políticos, el cual ha sido enormemente trastornador por la parcialización política demostrada por el actual Tribunal Superior Electoral en favor de los intereses del Partido de la Liberación Dominicana. La Ley 29-11 sobre el Tribunal Superior Electoral establece de manera tajante que los jueces y sus suplentes no pueden responder a los intereses de partidos políticos a que pertenecen o a cualquiera otro partido que sustente sus candidaturas.

El Partido Revolucionario Moderno rechaza de manera categórica la permanencia de los actuales miembros del Tribunal Superior Electoral en virtud de que han actuado con parcialidad política evidente en favor del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y sus aliados y en perjuicio de la institucionalidad del sistema democrático. Empecinarse en mantener en sus cargos a los actuales jueces y suplentes del TSE constituye una imprudente provocación y un salto al vacío que pondría en grave peligro la ya maltrecha democracia dominicana, no solo en lo que atañe a la gobernabilidad y los procesos electorales venideros, sino a la vida institucional de los partidos políticos cuyos conflictos la ley le otorga mandato para dirimirlos, de manera justiciera.

El Presidente de la República y el Partido de la Liberación Dominicana cuentan con una clara mayoría de votos en el Consejo Nacional de la Magistratura y tienen el deber ineludible de ofrecer las garantías mínimas, de equidad e imparcialidad requeridas para que las elecciones venideras puedan celebrarse con todo el respeto y la transparencia que merecen los dominicanos y un sistema democrático.

El PRM hace un llamado al pueblo dominicano, especialmente a las organizaciones civiles a que expresen su rechazo a que el nuevo TSE sea una caja de resonancia de los interese del PLD y el Gobierno.

En cuanto la designación de los cuatro jueces faltantes de la Suprema Corte de Justicia la misma debe realizarse escogiendo jueces de carrera, que reúnan los más altos méritos de capacidad, independencia e imparcialidad para ocupar tan importantes funciones en el Poder Judicial, atributos que constituyen la garantía que exige un ejercicio judicial equilibrado y una respuesta positiva a las demandas que el pueblo dominicano viene exigiendo de manera reiterada contra la corrupción y la impunidad.

El PRM se ha mantenido y está vigilante frente a todo este proceso, que sin dudas, será determinante para el presente y el futuro de la estabilidad social y política de nuestro país.

Andrés Bautista García
Presidente

Jesús Vásquez Martínez

Secretario General

18 de julio 2017

loading...
Compartir en Facebook

Escribir un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.