Compartir

”Con ese proceder la CDEEE justifica y estimula los cuestionamientos y sospechas públicas sobre el importante proyecto de Punta Catalina rodeado de acusaciones de corrupción y contratos espurios en perjuicio de las finanzas del pueblo dominicano’’


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El subdirector de la Comisión de Energía del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Antonio Almonte, consideró este miércoles que la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y la Dirección General de Contrataciones Públicas violan la Ley de Compras Públicas en el proceso de licitación pública internacional para contratar suministro de carbón para Punta Catalina.

Image result for cdee

‘‘No obstante los reiterados y documentados cuestionamientos hechos al proceso de contratación y construcción de la central termoeléctrica de Punta Catalina, la administración de la CDEEE continúa licitando contratos relacionados con dicho proyecto mediante procedimientos que violan la ley de compras y contrataciones (449-206) y las más elementales normas de transparencia y credibilidad’’, dijo Almonte en un comunicado público.

Contrataciones Públicas define la convocatoria No. CDEEE-PR-01-2018 como “Un procedimiento por Excepción va destinado a cubrir situaciones imprevisibles, emergencias y demás necesidades excepcionales descritas en la normativa’’, que se utiliza –según menciona la entidad gubernamental– para “Realizar las compras y contratación de Bienes, Servicios y Obras, ante una situación imprevisible, inmediata, concreta y probada, en la cual no es posible la aplicación de los Procedimientos de Selección establecidos en la Ley en tiempo oportuno (…)”.

Sin embargo, el experto en física e ingeniería nuclear explica que ‘‘la compra de la compra de carbón para una central termoeléctrica basada en carbón, como Punta Catalina, no es un hecho “imprevisible”, de “emergencia” ni de “circunstancias excepcionales”, por lo que no se explica porque la CDEEE quiere desconocer los procedimientos regulares de compras y contrataciones para otorgar un contrato que podría ascender a más de cinco (5) mil millones de pesos anuales’‘.

Agrega que el 15 de mayo del 2015 el administrador de la CDEEE, Rubén Bichara, anunció que la Corporacion licitaría, ”en momento oportuno”, el abastecimiento del carbón para Punta Catalina. ‘‘Entonces ¿Por qué utilizar, tres años después, un proceso de excepción?’’, aduce.

Almonte prevé que las empresas concursantes serían extranjeras porque en el país no existen empresas propietarias de minas de carbón con capacidad para vender 10 millones de toneladas al año, como solicita el Gobierno.

‘‘Esta manera innecesariamente atropellada de convocar una licitación de esa envergadura podría impedirle al país conseguir la mejor oferta del mercado en términos de precio, calidad y eficiencia del servicio’’, argumenta.

‘‘En resumen, con ese proceder la CDEEE justifica y estimula los cuestionamientos y sospechas públicas sobre el importante proyecto de Punta Catalina rodeado de acusaciones de corrupción y contratos espurios en perjuicio de las finanzas del pueblo dominicano’’, concluye  el especialista en asuntos energéticos.

Fuente Acento