PRM
Noticia

Bosch y el PLD, Por Orlando Jorge Mera

ARTÍCULO DE OPINIÓN POR ORLANDO JORGE MERA

La gente que aspira gobernar y ganar sueldos altos que se le paga con dinero del pueblo no puede llegar a puestos importantes. Los que hacen eso son unos irresponsables, pero además, unos vividores que engordan con la sangre de las mujeres y los hombres y los niños de este país y merecen el repudio más enérgico de todos los dominicanos”. Palabras de Juan Bosch.

El PLD celebra hoy (30 de junio) el natalicio de su fundador, quien en el discurso aspiraba a un partido aliado de la transparencia y la democracia, enemigo de la corrupción y los escándalos. Para su mala suerte, el PLD terminó siendo todo lo que una vez negaron, demostrando su verdadera cara: funcionarios disfrazados de servidores, enriquecidos a costa de todos y embajadores del subdesarrollo, de la pobreza y el quiebre social.

Con 16 años en el poder, cabe poner en la balanza los aciertos y desaciertos de un partido al servicio de ellos mismos y de su Comité Político. El saldo es absolutamente negativo. Hoy la pobreza se ha profundizado, la violencia se ha consolidado, el desempleo no ha cedido y el costo de vida ha ido en aumento, y lo peor, la institucionalidad se ha ido por el suelo, y la democracia ha retrocedido como nunca antes en la historia reciente. El país es una “guagua en reversa”.

Por si fuera poco, la nómina pública se ha inflado a tal punto que casi un millón de personas está en el Estado, lo cual se presta para clientelismo, populismo e imposición de voluntad del partido de gobierno, tal cual ocurrió en las pasadas elecciones generales, plagada por demás, de enormes irregularidades, convirtiéndose en uno de los procesos electorales más cuestionados en la historia dominicana.

orlando-jorge-mera1Adicionalmente, los escándalos de corrupción se suceden y multiplican: OISOE, hospitales públicos, endeudamiento, y la estrella de este gobierno: Punta Catalina, resultado de una licitación turbia, y que se ha ejecutado en un 90% por deudas por la sencilla razón de que nadie en el siglo XXI cree en la energía a carbón. Al final del día, el PLD siendo el PLD.

Encima de todo esto, el gobierno quiere imponer un nuevo parche fiscal para resolver el serio problema del déficit y del endeudamiento, luego de haber invertido todos los recursos en la campaña. No pagaremos los platos rotos de la fiesta del PLD. Se impone primero la reforma política para recuperar la democracia y la institucionalidad.
A juzgar por las palabras de Bosch planteadas en el primer párrafo, su partido merece “el repudio más enérgico de todos los dominicanos”.

Fuente: El Nacional

loading...
Compartir en Facebook

Escribir un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.