Compartir

[ AUDIO ] Fafa critica posición del Gobierno sobre la seguridad ciudadana

Rafael (Fafa) Taveras, criticó las declaraciones del ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quien consideró que hay que prestar atención a la violencia y continuar reforzando la seguridad ciudadana para preservar el buen clima de inversión en el país.

“Mira la asociación del secretario administrativo de la Presidencia, ni siquiera por demagogia se refiere al problema de la vida y a lo que representa para la gente los asaltos que han matado a tantos…  Él habla de que es un ambiente indeseable para la inversión y realmente hay una parte de los funcionarios públicos que ven los problemas solo en función de la conveniencia económica”, criticó Fafa.

Señaló que no hay una noción de la responsabilidad humana y política con la población “y esa es una declaración que pone al desnudo esa visión vulgar de ver la inseguridad como un problema que afecta solo a la inversión”.

Manifestó que aquí nadie está seguro ni en su casa, y que es tan grande el proceso de la seguridad que ni los propios agentes se sienten seguros.

“Creo que el nivel a que ha alcanzado la falta de seguridad no es para pretender reducirla a falta de discurso. Ahorita vamos a ver patrullas mixtas… cuánto tiempo van a durar en las calles guardias y policías… ¿Es eso un tratamiento adecuado de la inseguridad?”, se preguntó.

Dijo que con eso es que el Gobierno responde, y que ahora hay que ver qué nutre el hecho de que cada vez más jóvenes están dedicados a sobrevivir convirtiéndose ellos en delincuentes.

“En este país se ha perdido el respeto a las normas de la convivencia y alcanza este nivel ahora y el gobierno responde con esa irresponsable declaración del ministro Peralta y del de Interior y Policía, Ramón (Monchy) Fadul: que el gobierno va a reforzar la seguridad ciudadana ¿Con qué? ¿Con decir que habrá más guardias en las calles?”, siguió cuestionando.

Llamó a no reducir a un simple discurso a un problema como el de la falta de seguridad pública y la precariedad de la justicia, calificándolas como dos cuestiones trascendentales.